JIE
Binacional capacita a las comunidades indígenas para arborizar y generar ingresos
En el marco del programa Guaraní Sustentable, de la Superintendencia de Gestión Ambiental de ITAIPU, las comunidades indígenas Remanso Toro y Puerto Juanita, situadas en Yguazú, Alto Paraná, aprendieron sobre arborización con especies nativas, frutales y medicinales durante jornadas de capacitación dirigidas por técnicos de Binacional.

En el marco del programa Guaraní Sustentable, de la Superintendencia de Gestión Ambiental de  ITAIPU, las comunidades indígenas Remanso Toro y Puerto Juanita, situadas en Yguazú, Alto Paraná, aprendieron sobre arborización con especies nativas, frutales y medicinales durante jornadas de capacitación dirigidas por técnicos de Binacional.

Miguel Cardozo, coordinador de Guaraní Sustentable, explicó que la primera reunión se realizó con miembros de la comunidad indígena Remanso Toro, donde viven actualmente 54 familias. Allí se dictó un breve taller sobre manejo de plantines y cuidados de los mismos, para posteriormente realizar la arborización con las especies nativas. En total, se sembraron 500 plantines.

En la comunidad indígena Puerto Juanita se procedió a realizar la misma actividad, pero se entregaron 800 plantines. Asistieron líderes e integrantes de la colectividad que alberga a unas 21 familias.

Cardozo resaltó que en este lugar se pudo notar un alto compromiso con el cuidado de la salud comunitaria, pues, a la entrada se instaló un lavatorio de manos portátil, con jabón y alcohol para asegurar la higiene permanente. Además, son desinfectados los vehículos que ingresan a Puerto Juanita con la aplicación de alcohol por aspersión.

Mirian Areco, del equipo de trabajo del programa Guaraní Sustentable, tuvo a su cargo la capacitación sobre plantas medicinales, entre las que se destaca la salvia y el romero, con grandes beneficios para la salud. El objetivo es que esta actividad se convierta como un medio de ingresos para el sustento familiar, ya que son productos muy requeridos en el mercado local, más aún en tiempos de bajas temperaturas. La técnica explicó que cada paquete de remedio natural se puede vender entre G 5.000 a G 10.000 y que será de gran ayuda para cubrir las necesidades diarias de estas familias.

Desde su creación, en el año 1976, el Vivero Forestal del Centro Ambiental de la ITAIPU constituye un espacio de producción de plantines para la restauración ecológica. Contribuye, además, con la composición florística del área de influencia de la represa. En el sitio se cultivan diariamente al menos 5.000 semillas de más de 60 especies nativas, exóticas y ornamentales.