JIE
Revitalizan sendero interpretativo que se sumará a atractivos del Complejo Turístico
La Asesoría de Turismo del lado paraguayo introdujo mejoras en un sendero interpretativo, ubicado detrás del Centro de Recepción de Visitas, en Hernandarias.

Con el fin de impulsar prácticas de investigación de la fauna y flora autóctona en la zona de influencia de ITAIPU, la Asesoría de Turismo del lado paraguayo de la Binacional introdujo mejoras en un sendero interpretativo, ubicado detrás del Centro de Recepción de Visitas (CRV), en Hernandarias.

Se trata de un camino interno de 750 metros lineales, que permite recorrer con facilidad y seguridad un área boscosa, situada en una zona estratégica del CRV y que pasará a integrar los atractivos del Complejo Turístico ITAIPU. En su recorrido, presenta curvas que incentivan la curiosidad y un ambiente que detalla los procesos naturales, como la formación de los suelos, los tipos de ecosistemas y dispersión de semillas.

Tras varios años de inactividad, la Asesoría de Turismo de ITAIPU dispuso la revitalización del sitio para su reaprovechamiento educativo y turístico. Actualmente, empleados del área, encabezados por Ramón López, introducen mejoras en varios puntos del lugar, principalmente en un puente de 10 metros de largo que cruza un pequeño cauce interno.

El asesor de Turismo de ITAIPU, Rogelio Sallaberry, explicó que el objetivo de este trabajo es brindar información al visitante sobre los componentes de un área protegida y enseñar las principales especies de animales y de vegetación que se encuentran en las reservas naturales de la región.

Acotó que la revitalización del sitio es una muestra de que, pese a la pandemia del COVID-19, las tareas en la dependencia a su cargo continúan para que, una vez dispuesta la reapertura de los atractivos turísticos del país (a cargo del Ministerio de Salud Pública), esta zona cuente con un nuevo destino turístico.

Un aspecto destacable del inicio del proceso de rehabilitación del sendero es la autogestión de los responsables.

Para su reapertura se prevé la participación de la Superintendencia de Gestión Ambiental de la Binacional, la cual ya realiza un relevamiento de datos de la flora del lugar, de modo a contar con un banco de datos inicial para el desarrollo de investigaciones. Asimismo, se prevé la realización de un concurso para elegir el nombre con el cual identificar al sendero.