JIE
ITAIPU Preserva capta el interés de investigadoras y estudiantes de universidad brasileña
Las parcelas del proyecto ITAIPU Preserva representan un laboratorio natural para la investigación y el aprendizaje sobre la vegetación nativa del Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA) en el Paraguay y en la región.

Las parcelas del proyecto ITAIPU Preserva representan un laboratorio natural para la investigación y el aprendizaje sobre la vegetación nativa del Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA) en el Paraguay y en la región. Es por ello que se convierten en sitios de interés para estudiantes, especialistas e investigadores que trabajan en el campo de la conservación de la biodiversidad. En este contexto, investigadoras y estudiantes de postgrado de la Universidad Estadual de Campinas (UNICAMP), Brasil, visitaron varias parcelas para interiorizarse sobre el proyecto y su relevancia.

ITAIPU Preserva tiene como objetivo restaurar las áreas degradadas de la franja de protección del embalse, así como mejorar la conectividad entre las reservas y refugios de la Binacional a través del establecimiento y fortalecimiento de corredores biológicos. El proyecto cuenta con 2.195 hectáreas bajo intervención, distribuidas en 220 parcelas de diferentes tamaños. Se puede afirmar que es la mayor reforestación con especies nativas impulsada por una central hidroeléctrica a nivel mundial.

Débora Cristina Rother es doctora en Biología Vegetal y actualmente está realizando un postdoctorado en la UNICAMP. Luego de su visita a las parcelas del proyecto, comentó que actualmente son realizadas evaluaciones relacionadas con el medio ambiente y que tienen vinculación directa con las reforestaciones.

Mencionó, además, que son estudiados los efectos positivos que produce este trabajo y que ya se cuenta con datos referentes a las mejores prácticas de restauración desarrolladas.

“Estuvimos observando que el uso del abono verde ayudó a las especies nativas al rápido crecimiento; pero eso varía de acuerdo a la especie empleada para el efecto. Sin embargo, con ocho meses de trabajo ya tenemos observaciones que sostienen que este tipo de abono es una buena opción”, precisó la doctora Rother.

Según explicó, el abono verde es un tipo de cultivo de cobertura, que tiene como fin incorporar nutrientes y materia orgánica al suelo, y que es imprescindible para recuperar tierras que hayan sido sobreexplotadas y con falta de vida microbiana.

Por su parte, Adriana Pedroza Diniz, candidata a doctora en Biología Vegetal por la UNICAMP, señaló que, con actividades como estas, la Binacional pone a conocimiento del sector académico y científico las acciones medioambientales que viene realizando con el fin de ir compartiendo experiencias y conocimientos que contribuyan a mejorar proyectos futuros.

Creo que es algo bastante interesante para evaluar nuevos métodos de restauración y es muy bueno aplicar esto dentro de una empresa. Nuestro objetivo es observar cual es la mejor opción para las empresas brasileñas”, manifestó.

Legado científico

Entre otros puntos, Pedroza manifestó que el objetivo es también dejar un legado a la comunidad científica, con datos precisos relacionados con la restauración forestal.

“Todo lo que hacemos aquí es con el fin de buscar el referencial teórico, de hacer observaciones estadísticas y, quien sabe, publicar también para dejar un legado para futuras investigaciones y para estar siempre mejorando. En Brasil es muy importante esta investigación, principalmente por los casos de reforestación que últimamente podemos ver en los medios de prensa y que cada vez aumenta más”, agregó.

La visita de especialistas del Brasil demuestra que ITAIPU se consolida como referencia en restauración forestal a nivel nacional y regional, explicaron, por su parte, técnicos paraguayos de la Binacional.