JIE
Areneras siguen operando pese a sumario de la SEAM

Empleados de la Dirección Jurídica Ejecutiva de Itaipu y funcionarios de la Secretaría del Ambiente (SEAM) constataron este viernes, 4 de febrero, el incumplimiento de una serie de resoluciones dictadas por el citado órgano de Estado en el marco de un sumario administrativo que disponía la clausura de tres areneras clandestinas situadas en áreas protegidas de la Binacional, en la ciudad de Saltos del Guairá, departamento de Canindeyú.




Durante un recorrido, que se inició alrededor de las 08.00 hs., se constató que la denominada arenera San Martiño, explotada por el brasileño Milton José Andrei, es la única que cumplió las disposiciones del sumariante. En tanto, las areneras Yogapó, de Félix Paniagua, y Tapé Porá, de Lorenzo Fleitas, siguen transgrediendo las resoluciones emanadas por el director Jurídico de la SEAM, Juan Bautista Rivarola, quien formó parte de la comitiva, integrada además por el agente fiscal del Medio Ambiente de esta ciudad, José Zarza, así como agentes policiales y guardias de Seguridad Empresarial de la Entidad.



Tanto en Yogapó como en Tapé Porá fueron sorprendidos empleados que, con tractores, camiones y otras herramientas, operaban clandestinamente. “Habíamos dispuesto el cese de las actividades, ya que los responsables no tenían licencia ambiental para poder desarrollar estos trabajos y además porque los locales se encuentran dentro de la poligonal envolvente de la Itaipu, ocupando un espacio que pertenece a la Binacional”, dijo el asesor jurídico de la SEAM.




Afirmó que en el caso de la arenera San Martiño los representantes habían alegado que el sitio se encontraba fuera del área protegida de la Binacional, pero “todo parece indicar que no es así, porque se encuentra a la orilla misma del lago. Hemos sacado las coordenadas pertinentes para poder tener la información exacta con respecto a esta y las otras intervenciones”, manifestó.

Nueva resolución
En el marco del sumario, el director Jurídico de la SEAM deberá dictar una nueva resolución que, conforme a las irregularidades observadas “in situ” durante el procedimiento, dispondría la clausura definitiva de las tres areneras así como la imposición de una fuerte multa a los presuntos propietarios. Además, de darse un nuevo incumplimiento, Itaipu tendrá luz verde para solicitar la ejecución de la sentencia derivada de la resolución administrativa.



El abogado Alberto Báez, representante de la Dirección Jurídica de Itaipu, reiteró que los responsables de los locales clandestinos no cuentan con autorización de la Entidad para operar. “Están transgrediendo disposiciones internas de Itaipu por el hecho de que no cuentan con ninguna autorización para la explotación dentro de la poligonal y están transgrediendo leyes ambientales que regulan el funcionamiento de estas actividades. También tenemos abiertas causas penales en contra de estas areneras, en las cuales están siendo hoy día acusadas”, finalizó.

La presentación del requerimiento conclusivo ante el juzgado fue presentada por el fiscal José Zarza, en enero pasado. Están pendientes aún las audiencias preliminares.



Balneario clausurado


Otro de los puntos verificados por la comitiva judicial fue el llamado Balneario Country Club, explotado a escasos metros del Lago Itaipu por Fredy García. El fiscal Zarza dio cumplimiento a un oficio judicial que disponía la clausura definitiva del ilegal sitio de esparcimiento.