JIE
Taller de producción beneficia a mujeres organizadas
Numerosas mujeres de diferentes distritos del Alto Paraná participan de los talleres de producción artesanal, enfocados a la educación ambiental y la generación de renta alternativa. El proyecto dirigido a mujeres organizadas, también se desarrollará en comunidades del departamento de Canindeyú, ya que fue generado para beneficiar a amas de casa del área de influencia de la represa.

Numerosas mujeres de diferentes distritos del Alto Paraná participan de los talleres de producción artesanal, enfocados a la educación ambiental y la generación de renta alternativa. El proyecto dirigido a mujeres organizadas, también se desarrollará en comunidades del departamento de Canindeyú, ya que fue generado para beneficiar a amas de casa del área de influencia de la represa.



Con objetivos basados en la educación, concienciación y capacitación, la División de Educación Ambiental, dependiente de la Dirección de Coordinación de la Itaipu Binacional lleva adelante un Proyecto de Producción Artesanal de Materiales a partir de residuos urbanos, dirigido a amas de casa del área de influencia del embalse.

Esta iniciativa se desprende del Programa 238, a cargo de Ada Rivas y la Acción 4038 de “Formación en Educación Ambiental en el Área de Influencia de la Itaipu Binacional”, cuya responsable es la empleada Edith Cáceres.

En el contexto del programa ya se han concretado agendas de talleres con mujeres organizadas de Puerto Indio, Limoy II y Santa Fe del Paraná, todos del departamento del Alto Paraná. Luego se extenderá también a distritos de Canindeyú, según anunció Edith Cáceres.

La misma indicó que los talleres tienen una duración de dos meses, y se desarrollan en media jornada una vez por semana, para cada grupo que se va conformando.

La capacitación permite el aprovechamiento de materias primas sin costo con las cuales se cuenta en las propias viviendas. La producción incluye: bolsos, planteras, fruteras, basureros, revisteros, canastas, floreros y muchos otros objetos artesanales. Se reaprovechan de esta manera plásticos, cubiertas, botellas de vidrio, papeles y otros.

La Itaipu Binacional, además de los instructores, entrega diversos materiales complementarios para la realización de los materiales artesanales.

Por su parte, Malir Elizabeth Cristaldo, consultora del proyecto, dijo que las mujeres participantes sorprenden por su capacidad de organización y el interés que demuestran. Están muy motivadas para aprender y eso facilita el aprendizaje, la destreza manual y la creatividad. La misma indicó además que la producción artesanal con materias primas reciclables es una buena alternativa de sobrevivencia.

En los talleres también se incluyen charlas sobre autoestima, las cuales ayudaron a la motivación. Las beneficiarias aprenden y trabajan con mucha alegría, con ayuda mutua, aspectos que configuran un buen precedente para conformar en el futuro una cooperativa mediante los grupos participantes, la cual servirá para posibilitar la comercialización de los productos.

La venta de los materiales producidos durante los talleres y en las propias viviendas, también se haría a través de exposiciones en diferentes puntos de la región, según indicaron las responsables.

“La mayoría de las participantes son madres de familia, por lo que es muy importante familiarizarles sobre los conocimientos para el manejo de residuos, además de aprender cómo elaborar diferentes productos con materiales que tienen dentro de sus propias casas”, expresó la consultora. Resaltó además que el programa les incentiva a las mujeres a trabajar solidaria y conjuntamente.

Cambió la visión y eleva autoestima de las mujeres

Una de las organizaciones beneficiadas es la Coordinación de Mujeres Campesinas de la colonia Santiago Martínez de la jurisdicción del distrito de Santa Fe del Paraná, donde el pasado miércoles 13 de octubre, la comitiva de la Itaipu, llegó para avanzar en los talleres, que se iniciaron el 15 de agosto de este año.

Graciela Acosta, coordinadora de la mencionada organización femenina, dijo que en tres años de creación de la misma, es la primera vez que tienen esta oportunidad de capacitación para la producción.

“Las mujeres están muy animadas, cambiaron la visión y dejaron de lado muchos aspectos que influían negativamente en la vida de las familias, como el tiempo dedicado a ver telenovelas extranjeras con su carga de violencia y antivalores”, según contó Graciela.

La dirigente enfatizó que sus compañeras tienen muchas expectativas y que esta iniciativa de la Itaipu Binacional, les permitió elevar su autoestima, a valorar la organización y a emprender solidariamente.



Todas las participantes demuestran mucho interés y cada semana va aumentando la cantidad de interesadas. El grupo se inició con 18 amas de casa y actualmente suman 30, conforme indicó Graciela Acosta.

Señaló además que este proyecto se suma a las iniciativas propias de la Coordinadora de Mujeres Campesinas, ya que a través de esta organización, ya venían trabajando en otros proyectos como la huerta comunitaria y social, el apoyo mutuo y solidario entre las socias para huertas familiares.

Tanto las mujeres de la Colonia Santiago Martínez, como las responsables de los talleres, dijeron que si bien los mismos son dirigidos a amas de casa, algunos padres de familia e inclusive jóvenes participan de los cursos.



Informaciones para grupos interesados


Los talleres se realizan a partir de las solicitudes de los grupos de mujeres de las diferentes comunidades, las cuales se pueden encauzar a través de Ada Rivas y Edit Cáceres, ambas empleadas de la Dirección de Coordinación de la Itaipu Binacional.

Los números para contactos son:

Ada Rivas: 599 8667
Edith Cáceres: 599 8626