JIE
Plan para Áreas Protegidas de Itaipu
El Grupo de Tareas del Manejo Conjunto de las Áreas Protegidas de Itaipu se reunió hoy 4 de octubre con el director General paraguayo, Gustavo Codas Friedmann en la sede de Asunción, para presentar los avances en el plan para el Área 6 de Hernandarias. El arquitecto Solano Benítez fue invitado por el equipo de trabajo para realizar una propuesta.

El Grupo de Tareas del Manejo Conjunto de las Áreas Protegidas de Itaipu se reunió hoy 4 de octubre con el director General paraguayo, Gustavo Codas Friedmann en la sede de Asunción, para presentar los avances en el plan para el Área 6 de Hernandarias. El arquitecto Solano Benítez fue invitado por el equipo de trabajo para realizar una propuesta.

 


En la reunión mantenida con el Grupo de Trabajo, Gustavo Codas, se refirió a los tres principios fundamentales de esta administración con respecto al manejo conjunto:

1-Que los patrimonios de Itaipu deben ser recuperados de la mano de las personas, quienes se encuentran hoy ocupando -de manera irregular- un lugar que es propiedad de la Binacional.
2- Que Itaipu debe proteger y cuidar esos patrimonios.
3- Que los proyectos que se realicen para la protección deben hacerse con la comunidad; buscando involucrar a la comunidad en ese proceso de recuperación de la zona de embalse. “Esta administración se empeñará en la recuperación y en la protección del patrimonio público, buscando que esa protección involucre un aprovechamiento de esos patrimonios por parte de la comunidad en forma sustentable”, dijo Codas.

En principio el proyecto contempla áreas de esparcimiento, bibliotecas con Internet, bosques, ciclovías. El arquitecto Solano Benítez propuso reforestar completamente los bordes del lago, pero crear camineros, picadas, zonas que permitan la pesca, etc.

“Se discutirá con la comunidad”

Pedro Mancuello, director de Coordinación Ejecutiva señaló que se pretende que la comunidad sienta una apropiación sobre el proyecto, por lo que se piensa discutir con los actores el plan. “Estamos debatiendo la forma no solamente de recuperar nuestra área de dominio con el bosque atlántico nativo que es lo que se había perdido y que nos diferencia del lado brasilero, cómo restaurar los bosques y empezamos en la cabecera de Itaipu, en la cabecera del aeropuerto. Estamos a punto de recuperar todas las propiedades invadidas, solamente quedan dos propietarios y a partir de allí, se estuvieron barajando muchas posibilidades de ciclovías, de hacer actividades con la comunidad y la decisión final está girando en torno a la responsabilidad primera que es conservar el agua, restaurar el bosque en toda su extensión bordeando el lago, permitiendo un nuevo modelo de relacionamiento con la comunidad donde ellos van a ser partícipes de la restauración, van a poder encontrar posibilidades de esparcimiento, de compartir el lago, la belleza, ese valor del bosque que genere calidad de vida, queremos llevar a una discusión participativa con la comunidad”, dijo Pedro Mancuello

“Debemos garantizar seguridad”

Constancio Mendoza, director del Área de Administración señaló que su dirección tiene el compromiso de garantizar la protección de las áreas recuperadas y toda el área de influencia. “Nuestra intervención en primer término es el de dar seguridad a toda el área de embalse. En ese sentido, nuestra competencia es prever el marco de protección con guardias propios o servicios tercerizados y garantizar a la Itaipu que su propiedad está siendo cuidado”, explicó. “También queremos coadyuvar para que este proyecto se lleve a cabo logrando una convivencia pacífica, tratando que la propia comunidad hernandariense pueda ser protagonista en este proyecto”, señaló.

Bicentenario y energía para transformar la sociedad

Por su parte, el arquitecto Solano Benítez refirió que la celebración del bicentenario debiera motivar los próximos 200 años venideros en un contexto de interdependencia. “Si nuestra base es que nuestro patrimonio principal son las personas, la idea es que puedan disponer y utilizar los recursos generado para su vivir y estar mejor. Si siempre focalizamos esto como el punto inicial de nuestras tareas, lógicamente lo que hacemos es orientarnos sobre esta base filosófica, en este caso, ver que Itaipu no solamente genere energía que se convierte en un capital económico efectivo dentro del país, sino que al mismo tiempo, Itaipu sea capaz de establecer relacionamientos y vínculos con las comunidades para transformarla”, explicó.

“Un primer paso fue transformar la naturaleza a favor de producir electricidad, un segundo paso de la Itaipu, va a ser transformar a partir de la disponibilidad de recursos y del potencial que tiene, transformar nuestra sociedad para que los paraguayos y paraguayas vivamos mejor. El proyecto final de Arquitectura, más o menos metros cuadrados, es apenas un tema anecdótico dentro de esta construcción que se debe hacer entre todos”, dijo Solano Benítez.

Experiencia
Solano Benítez ganó la primera edición del BSI Swiss Architectural Award Lugano, premio internacional de arquitectura que contó con el patrocinio de la Oficina Federal de Cultura de Berna y de la Academia de Arquitectura de Mendrisio, Universidad de la Suiza -Italiana. El premio, es otorgado cada dos años a los arquitectos “que han contribuido de manera decisiva a la cultura arquitectónica contemporánea y han demostrado una sensibilidad especial hacia el contexto paisajístico y medioambiental”. Una tumba en Piribebuy realizada en 2000-2001, la sede de Unilever en Villa Elisa realizada en 2000-2001 y la casa Abu&Font en Asunción realizada en 2005-2006 convencieron al jurado para otorgarle su veredicto positivo en forma unánime.

Trabajo Conjunto

El Grupo de Tareas del Manejo Conjunto de las Áreas Protegidas de Itaipu está compuesta por representantes de todas las direcciones. Participaron de la reunión: Gustavo Codas Friedmann, director General; Pedro Mancuello, director de Coordinación Ejecutiva; Constancio Mendoza, director de Administración; Alfredo Machucha, superintendente de Seguridad; Federico Acuña, Asesoría de Informaciones; Gral. José Benítez, Asistencia de Dirección Administrativa; Alejandrino Díaz, Coordinación; Alfredo Ledesma, superintendente de Medio Ambiente; Augusto Gernhoffer, e Isabelino Silvero, Dirección Jurídica; Robert Noguera, Dirección Administrativa; Guido González Lafuente, superintendente de Obras y Desarrollo; Carlos Machuca y Miguel Ángel Velázquez, Obras y Desarrollo; Rogelio Sallaberry, Jefe de Relaciones Públicas; Solano Benítez, arquitecto.