JIE
El FOCEM aprobó el contrato de la línea de 500 kV
En el Ministerio de Relaciones Exteriores se llevó a cabo, este lunes 13 de setiembre, la reunión de “Mesa de Trabajo de Itaipu” dónde se abordó el calendario del cumplimiento de los procedimientos para la construcción de la Línea de 500 kV.

En el Ministerio de Relaciones Exteriores se llevó a cabo, este lunes 13 de setiembre, la reunión de “Mesa de Trabajo de Itaipu” dónde se abordó el calendario del cumplimiento de los procedimientos para la construcción de la Línea de 500 kV.



  

“Hablamos sobre la línea de 500 kV, que fue aprobado el contrato a nivel de FOCEM (Fondo para la Convergencia Estructural del MERCOSUR) que era lo último que se necesitaba para hacer el llamado a licitación de todas las obras y para terminar el pliego de las mismas”, explicó Mercedes Canese, viceministra de Minas y Energía.

Canese explicó que todos los procedimientos están siendo cursados en el tiempo y la forma prevista, por lo que cree que después de la firma del Contrato, se mantendrán los mismos plazos que se habían anunciado para el lanzamiento de los pliegos de bases y condiciones de la construcción de la Línea de 500kV: Entre el 15 y el 20 de setiembre.

Notas reversales

Por otro lado, la viceministra de Minas y Energía señaló que la mesa analizó el informe semanal de la Embajada Paraguaya en Brasilia sobre las notas reversales y las gestiones al respecto. “La verdad que esas gestiones van un poco lentas porque estamos en pleno periodo electoral en el Brasil.

Se habló de los trabajos que se deben desarrollar desde cancillería paraguaya, ya que es un compromiso del Brasil y es muy importante para el Paraguay su aprobación”, explicó.

Las notas reversales contemplan el aumento de las tarifas por la compensación de la energía paraguaya utilizada por el Paraguay.

La revisión de las notas reversales refiere específicamente a la Triplicación de la compensación por la cesión de energía. Paraguay en lugar de recibir los 120 millones dólares/año recibirá 360 millones/año. Un incremento de 240 millones dólares/año, si el Congreso Brasileño aprueba el acuerdo del 25 de Julio entre Lula y Lugo