JIE
Itaipu promueve plan a largo plazo para industria del transporte público eléctrico
Rubén Brasa, director técnico comentó, “en Itaipu apoyamos una línea, juntamente con la política del gobierno, que es el trabajo en conjunto y debe involucrar al Ministerio de Industria y Comercio, al Viceministerio de Minas y Energía y a otras entidades, para llevar adelante la política energética que contribuya al desarrollo del país”.

El director General de Itaipu, Gustavo Codas Friedmann, el director Técnico, Rubén Brasa, los asesores de Dirección General, Fernando Camacho, Armando Rodríguez y el encargado del Proyecto Vehículo Eléctrico de Itaipu, Carlos Melgarejo, se reunieron este 13 de agosto con inversionistas extranjeros (de la compañía Proterra y Mkenwood) que ofrecen tecnología, conocimiento e inversiones económicas para desarrollar en el Paraguay, un modelo de transporte público de pasajeros que se mueve mediante combustible eléctrico.

 

 



 
  
Dale Hill, fundador y CEO (Chief Executive Officer) de la compañía Proterra; Mark Juergensen, principal y miembro del Consejo del Grupo Inversor Mkenwood e Ignacio Iribarren, Director de Energía del Grupo Inversor Mkenwood, visitaron la Itaipu Binacional desde Estados Unidos de Norteamérica, para intercambiar propuestas con la Itaipu. El gestor principal de esta reunión fue Danny Candia, de Proterra Paraguay.

El Paraguay es el principal productor de energía eléctrica en la región; sin embargo, la matriz de consumo de esa energía es sólo del 14%. Mientras tanto, el transporte se basa principalmente en los hidrocarburos (33%) y la biomasa constituye el 53% del consumo nacional de energía.

¿Por qué el Paraguay no tiene transporte público eléctrico si es el mayor productor de energía hidroeléctrica?

La Itaipu Binacional, obedeciendo la política pública nacional pautada por este gobierno desde el 2008, se plantea la promoción de política energética basada en la construcción de capacidades científicas, tecnológicas y un plan sustentable a corto, mediano y largo plazo, para el desarrollo nacional a través de los recursos que el país dispone en términos energéticos.

“Lo que la actual dirección defiende es una política pública de estado; hay una cierta tradición de querer que Itaipu haga todo, porque es una empresa grande y tiene recursos, pero nosotros haremos que Itaipu se comprometa a generar las bases, para que el Estado o el capital privado, si así lo desea, genere el desarrollo de la industria”, explicó el director General paraguayo, Gustavo Codas.

“Itaipu tiene que contribuir en el estudio de la factibilidad y eventualmente, ayudar en la infraestructura, pero no queremos que todo se cuelgue a Itaipu. Tenemos que analizar la racionalidad económica y ambiental del proyecto y su sustentabilidad; no somos de anunciar cosas que después no funcionan”, dijo Codas al tiempo de señalar que es necesario comparar los conocimientos científicos que la Dirección Técnica de Itaipu ha desarrollado y lo que están ofreciendo los empresarios estadounidenses.

El producto: colectivo ecológico

La Compañía Proterra ha desarrollado un modelo de transporte público movido a combustible eléctrico, diseñado con fibra de vidrio. Dalle Hill, fundador de la compañía, asegura que a diferencia de otros ómnibus eléctricos que se han desarrollado en el mercado, este tiene la batería más duradera. Debido a que fue realizado a base de litio titanio y funciona con súpercapacitadores.

Los súpercapacitadores ayudan a almacenar energía eléctrica, que permite al autobús tener suficiente potencia para arrancar con el motor parado. El autobús eléctrico reduce la contaminación acústica y puede abaratar los costos del transporte público, debido a que el Paraguay es el principal productor de energía hidroeléctrica en América del Sur.

Paraguay, atracción para inversiones

Rubén Brasa, director técnico de la Binacional, comentó, “en Itaipu apoyamos una línea, juntamente con la política del gobierno, que es el trabajo en conjunto y debe involucrar al Ministerio de Industria y Comercio, al Viceministerio de Minas y Energía y a otras entidades, para llevar adelante la política energética que contribuya al desarrollo del país”.

El director Técnico señaló que en ese sentido, una de las líneas de acción consiste en transformar la matriz energética, ya que “básicamente tenemos energía hidroeléctrica limpia pero el transporte funciona a petróleo, energía contaminante”.

“Estamos interesados en proyectos que sustituyan la energía contaminante por una energía limpia. Al mismo tiempo, Itaipu está comprometido con el país en cuánto a la introducción de tecnología de punta, el ómnibus eléctrico juega un papel preponderante en ese sentido porque permite la introducción de tecnología de punta en el país. En ese sentido, pensar a largo plazo una tecnología que permita industrialización y desarrollo, es pensar en una sociedad que va a mejorar su calidad de vida”, aseguró Brasa.

 

Por su parte, Ignacio Iribarren, Director de Energía del Grupo Inversor Mkenwood, señaló que “hemos hablado de un intercambio de ideas y empezar a discutir la tecnología para ver si es aplicable para el país, nosotros consideramos que sí. También hablamos de pensar el producto dentro de un marco económico; también consideramos que es ventajoso. Eso es mediante una serie de visitas y conversaciones; también hablamos de discutir un marco de cómo trabajar juntos para poner en marcha estos autobuses aquí y empezar a producirlos aquí, que es lo que queremos hacer”.

Al ser consultado por qué el interés en el país, expresó que “Paraguay, produce energía barata y limpia, nos parecía el matrimonio ideal para con nuestro producto, que es transporte público cien por ciento limpio. En un país que genera la mayor cantidad de energía hidroeléctrica en la región”, expresó.


Codas Friedmann remarcó la necesidad de trabajar bases firmes que permitan involucrar a actores públicos y privados en la industrialización del país. “Que demoremos, pero hagamos las bases firmes y la base firme es que nuestros técnicos hagan un primer intercambio con los técnicos de Estados Unidos sobre esta tecnología. A partir de allí, recurriremos a las otras acciones, siempre y cuando que los análisis indiquen de que hay una factibilidad. Entonces, tenemos que discutir si habrán inversiones y quiénes invertirán”, explicó.

Plan de trabajo con visión a largo plazo

1-Corto Plazo
En vistas de que es necesario realizar una evaluación detallada sobre las relaciones y diferencias entre las tecnologías ofrecidas por la Compañía Proterra y las que Itaipu Binacional ya ha adquirido en el marco del proyecto del Vehículo Eléctrico, se ha acordado una visita de los técnicos principales de Itaipu a las plantas de Proterra en Estados Unidos en los primeros días de setiembre.
Una vez analizadas las ventajas, se podrá articular acciones en el ámbito académico a fin de permitir que paraguayos vayan becados a la planta de Proterra, con el fin de evaluar las ventajas y desventajas de esta tecnología.

2-Mediano Plazo
En una mesa multisectorial que involucre al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, la CONACYT, Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología, el Equipo Económico Nacional y los actores necesarios, se podrá promover un plan piloto a fin de implantar vehículos eléctricos en el corredor de transporte público de pasajeros, planteado por el Ministerio de Obras Públicas y comunicaciones (MOPC).

3-Largo Plazo
Paraguay, puede ser un país de referencia para la industria eléctrica. Es el mayor productor de energía en la región, pero es el menos desarrollado. Actualmente, el propio Mercado Común del Sur, MERCOSUR promueve la inversión en el Paraguay, a fin de reducir las asimetrías existentes en la región. Con las inversiones adecuadas, las políticas adecuadas, Paraguay puede convertirse en un polo de la industria eléctrica en el marco de un Plan Nacional a mediano y largo plazo. Si la Itaipu aprovecha los conocimientos acumulados, la tecnología desarrollada por la compañía Proterra y la transferencia de tecnología mediante la producción en materias eléctricas a escala industrial, puede aprovechar las ventajas del MERCOSUR y de los otros bloques de mercado.