JIE
“Inclusión laboral efectiva en Itaipu”
Hoy, lunes 2 de agosto, a instancias de la Dirección General y el apoyo técnico de la Fundación Saraki, se realizó una charla informativa sobre la inclusión laboral efectiva de las personas con diversidad funcional.

Hoy,  lunes 2 de agosto,  a instancias de la Dirección General y el apoyo técnico de la Fundación Saraki, se realizó una charla informativa sobre la inclusión laboral efectiva de las personas con diversidad funcional.  Participaron en la reunión, la Sra. Nancy Villalba de la Dirección General; Lic. Elizabeth González Sánchez del área de Responsabilidad Social; Dr. Nelson Ojeda, Superintendente de Recursos Humanos, así como otros técnicos de la Entidad Binacional, sede Asunción.

 

“El proyecto es de vital importancia para la Superintendencia de Recursos Humanos. Es un apoyo necesario, ya que hasta el momento no tenemos un programa diferenciado para atender a las personas con diversidad funcional”, explicó Nelson Ojeda, Superintendente de Recursos Humanos.

 

Los problemas como la falta de infraestructura adecuada y un procedimiento que tenga en cuenta las reales necesidades de las personas con diversidad funcional, son los desafíos que deben ser encarados dentro de la institución, según Ojeda. Expresó además, que el encaminamiento administrativo para el establecimiento de un común  acuerdo entre la Fundación Saraki y la Itaipu Binacional, se está desarrollando en forma muy positiva. Afirmó que existen 21 personas con diferentes discapacidades dentro de la institución.

 

“Instituciones deben adecuarse a personas discapacitadas”

Belén Rodríguez, coordinadora de comunicación de la Fundación Saraki, expresó que están trabajando en el proyecto de inclusión laboral para el ámbito público como privado.  Recordó que la ley obliga la inclusión de 5% de personas con discapacidad en la Función Pública. En cuanto al trabajo que realiza la Fundación, explicó que un aspecto fundamental se refiere a la implementación de un diagnóstico. “Se analizan las condiciones de las personas discapacitadas: existencias de rampas  y lenguaje de señas,  por ejemplo”, dijo Rodríguez. Con el resultado obtenido, se diseña un plan de intervención para mejorar una determinada situación.

 

“Hay una conciencia pública débil”

María José Cabezudo, directora Ejecutiva de la Fundación Saraki, refirió que existe un problema en cuanto  a las cifras de personas con discapacidad, ya que los datos oficiales dan cuenta de solamente 0,9 %; sin embargo, otras fuentes señalan que existirían en el país de 15 a 17%. Ahora bien, el problema más grave se refiere sobre todo al nivel de la percepción de la población sobre las personas con discapacidad. “Cuando hablamos de barreras,  lo primero que la gente piensa es la barrera física, referida a escaleras, ausencia de rampas; pero existen otras, más difíciles de modificar, que tiene que ver con las actitudes. Toda la vida nos enseñaron que una persona con discapacidad es una persona sin capacidad”, reflexiona Cabezudo.

 

Durante su charla, manifestó también que no hay un solo ómnibus preparado para las personas con discapacidad. La palabra clave desde la perspectiva de la inclusión laboral efectiva, tiene que ver la “accesibilidad” a los derechos. “Cuando nosotros hablamos de accesibilidad, estamos diciendo que una cuestión universal. Todos necesitamos de esa accesibilidad. Por ejemplo, cuando  entramos en depresión ya tenemos un problema de relacionamiento con los demás. En cualquier momento de nuestras vidas, podemos necesitar apoyo de los demás”, resaltó Cabezudo.

 


   

La iniciativa de la inclusión laboral efectiva

Luego de la aprobación de la Convención de las Naciones Unidas en el año 2006 sobre los Derechos de las Personas con discapacidad, y la ratificación del Gobierno de Paraguay mediante la Ley 3540/08, así como la aprobación de la ley 2479/04 y su modificatoria, la ley 3585/08, se inicia un proceso de mayor compromiso del Estado paraguayo en la incorporación laboral de las personas con discapacidad.

 

Fundación Saraki

Empieza en 1996 como grupo de arte, desarrollando principalmente actividades de danza y teatro. Desde el año 1999 crea la “Academia de Arte Saraki” como respuesta a muchas inquietudes y necesidades que la población con discapacidad vive cotidianamente en nuestro país.

 

Tiene como misión el trabajo coordinado en redes, el mejoramiento de la calidad de vida de hombres y mujeres con discapacidad en la sociedad, buscando potenciar oportunidades para la plena inclusión de las mimas a través del conocimiento y el ejercicio de sus derechos cívicos, así como la concienciación y la promoción de cambios significativos hacia una sociedad inclusiva.