JIE
Ex trabajadores levantan medida de fuerza

   

    
Una negociación tripartita, que concluyó con la firma de un acta de acuerdo entre los sindicatos STEIBI, STICCAP y la Itaipu Binacional, dio origen al levantamiento de la huelga de empleados tercerizados apostados en la barrera principal de acceso a la Central Hidroeléctrica, al medio día de hoy jueves 22 de abril. El primer punto del acuerdo establece la contratación de 40 trabajadores de los sectores de limpieza y choferes, para el 2 de junio del 2010. Asimismo, a la solicitud sindical de los diez lugares más, se dará respuesta en un tiempo no mayor de una semana. Estos trabajadores pertenecen a un grupo elevado que en el año 2008 fueron desvinculados de la Entidad por el entonces director Carlos Mateo Balmelli.

    

En cuanto a la conformación de los distintos grupos de trabajo, se acuerda en el acta la integración de los mismos, a partir del día martes 27 de abril de 2010, para atender lo establecido en  acta de reunión de fecha 14 de abril del presente año.

   

El documento acordado fue firmado a las 10:00 por las partes, previa lectura y ratificación de su contenido, en cinco ejemplares de un mismo tenor y a un solo efecto.

    

Por la Itaipu Binacional firmaron: El ingeniero Rubén Esteban Brasa Soto, director Técnico; el abogado Nelson Filártiga Ramírez, Jefe del comité de Relaciones Laborales; el doctor Aníbal Orué Pozzo, jefe de la Asesoría de Comunicación Social; el licenciado Pedro Benjamín Mancuello, director de Coordinación Ejecutivo; el abogado Ángel Núñez González, asistente del director Administrativo Ejecutivo y el abogado Miguel Angel González Romero.

   

Por los sindicatos suscribieron el acta: El licenciado Francisco Mercado Rotela, el licenciado Alejandro Alarcón Flores, Blas Fernando Cañete, Isidro Ocampos Bogarín, Manuel Giménez, Juan Silvino Ferrerira Troche, el abogado Cristian Ortega Echeverría, Carlos Fernández y Sixto Salvador Ozorio.

    

La misión era negociar los reclamos
El abogado, Nelson Filártiga, jefe del Comité de Relaciones Laborales, dijo que los ex empleados de la Entidad -que estaban de huelga- tenían la misión de negociar las reclamaciones de las personas que estaban en el lugar realizando reclamos hacía más de un año. Elogió la actuación y la valiosa colaboración de los directores como también de todos los empleados que cooperaron con la emisión de importantes datos para llegar a este final feliz.

   

Teníamos la misión de negociar estas reclamaciones de dos sindicatos, STEIBI y STICCAP, principalmente este segundo, en donde reclamaban la reincorporación de trabajadores y trabajadoras. Ya había pasado bastante tiempo y una manifestación así sólo mancha la imagen de nuestra institución, teniendo en cuenta que nuestro objetivo es cambiar la visión negativa que ha tenido Itaipu por muchos años. Ya era hora de concluir esto”, afirmó.
       

Destacó la participación de los directores, Administrativo, Constancio Mendoza; de Coordinación, Pedro Mancuello; Técnico, Rubén Brasa y también al importante aporte del director General paraguayo, Gustavo Codas “que ha tenido un permanente control responsable sobre el tema”, expresó Filartiga.

    

Comentó que las negociaciones se realizaron desde el mes de marzo con varias reuniones formales, en donde se labraron actas a los efectos de confirmar datos o acordar posiciones. Manifestó que han llegado a un 70 por cierto de casos concluidos y el resto se podría ir cumpliendo gradualmente.

   

Estamos hablando de 40 personas que van a ingresar a trabajar en la Entidad. Se van a constituir comisiones o grupos de trabajo, a los efectos de estudiar la posibilidad también de inclusión de más gente, de acuerdo al análisis que se va a llevar a cabo por parte de los directores”, sostuvo el representante del Comité de Relaciones Laborales de la Itaipu.

    

El profesional explicó que aún no se ha definido si estas personas ingresarán como empleados del cuadro propio o en otro carácter. Pero, afirmó que el dictamen ya está establecido, las 40 personas trabajarán en la Entidad a partir de junio.

   

Ellos están conformes con la propuesta de la Entidad. Evidentemente que el número de empleados despedidos en aquella oportunidad (2008) es bastante mayor de lo que se acordó, pero se les está dando la posibilidad de ir negociando gradualmente sobre los restantes”, dijo.

    

Filártiga señaló que el 2 de junio del año en curso, fue la fecha establecida de inicio del contrato de estas personas. Indicó que se les designarán sus lugares de trabajo de acuerdo a sus especialidades. Afirmó que de esta forma queda oficialmente levantada la medida que estaban llevando a cabo frente a la barrera principal, el levantamiento de la manifestación que duró más de un año.

   

Llegó el final de la manifestación de los ex empleados. Ellos se han comprometido a limpiar totalmente el lugar e inclusive a hermosearlo. También se han comprometido a hacer llegar una nota por la cual informarán sobre la posición de la asamblea y el levantamiento de la manifestación”, concluyó.

  

   

Protagonistas de la medida de fuerza
Un año, cinco meses y un día matizado con lluvias, frío, calor, dos Navidades y Año Nuevo, fue lo que aguantamos para que hoy nuestra lucha y nuestra esperanza se concreten en esta conquista”, expresó Edgar Gamarra, uno de los protagonistas de la medida que llevaban a cabo frente a la Recepción de Visitas de la Itaipu Binacional.

    

Gamarra hizo esta declaración al tiempo de animar el levantamiento de carpas de los asociados del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción Civil e Hidroeléctrica del Alto Paraná (STICCAP), al medio día de hoy jueves 22, tras el acuerdo al que llegaron con los directivos de la Itaipu Binacional, de reincorporar a un grupo de 40 trabajadores desde el próximo mes de junio.

   

Carlos Suárez, otro de los choferes en huelga, dijo que él y sus compañeros tenían la expectativa positiva desde que tuvieron ocasión de hablar con el director General paraguayo, Gustavo Codas Friedmann, de quien captaron una visión sensible hacia la clase obrera, conforme coincidieron en manifestar los demás integrantes.
         

Pasamos muchos sacrificios. A veces tuvimos que mendigar para comer o llevar el pan para nuestros hijos. Hoy tenemos que agradecer al director Gustavo Codas que desde que asumió mostró interés por nuestra situación. También reconocemos la solidaridad de algunos compañeros, que tuvieron la suerte de seguir trabajando, aunque no todos demostraron ese ánimo hacia nosotros”, dijo Suárez.

   

Por su parte, el secretario general del STICCAP, Isidro Ocampos Bogarín, explicó que en total 159 trabajadores, choferes y personal de servicio de limpieza, estaban afectados por la desvinculación. Señaló que el anterior director (Carlos Mateo Balmelli) dio luz verde a la nueva empresa contratista adjudicada en el sector de limpieza para despedir a este grupo y contratar a nuevos, sin dar lugar a negociaciones.

  

El sindicalista manifestó que desde un inicio el Director General demostró apertura para el diálogo y posibilitó una serie de reuniones de negociación que hoy resultan en el acuerdo firmado para el levantamiento de la medida.

   

De hecho no podíamos esperan una intención ajena a las reivindicaciones obreras ya que el Director Administrativo, Constancio Mendoza, proviene de la lucha sindical”, expresó Ocampos, quien en medio de esta lucha protagonizó una huelga de hambre.

       

Para el secretario general del STICCAP, la actual directiva de la Itaipu Binacional, asumió una postura firme, para buscar solución al conflicto. Dijo que “fueron dos meses de negociaciones, nosotros comprendemos que de entrada no pueden resolver todos los problemas. Vamos a darles tiempo para ir buscando la forma de reincorporar a todos. La mayoría somos gente humilde, cabezas de familia y hoy estamos dando esta confianza a los directivos, esperando que se cumpla este acuerdo”, manifestó el dirigente sindical.

   

    

En la Asamblea - que definió el levantamiento de la medida- también se acordó conformar una comisión para trabajar la agenda de reincorporaciones juntamente con los responsables de la Itaipu Binacional.

   

Juez rechaza amparo promovido con relación a becas de Itaipu
La Itaipu Binacional no infringió ninguna garantía Constitucional en su Plan de Becas 2010, según determinó el juez Enrique Mongelós, en su sentencia definitiva Nº 266 al rechazar hoy 22 de abril, el amparo Constitucional  promovido contra la Entidad por un grupo de ex postulantes a las becas universitarias. El mismo destacó que la institución obró en el marco del interés laboral de las carreras que debe impulsar.

   

El magistrado entendió que la Itaipu Binacional actuó dentro del marco legal,  por lo que rechazó la demanda promovida por un grupo de personas, con respecto a la adjudicación de becas dentro de las 2.800 plazas disponibles.

   

En uno de sus considerandos, el juez manifiesta que ha verificado a cabalidad el reglamento general, arrimado por la Entidad para la adjudicación de las becas y que no  ha encontrado en sus normativas violación alguna a los preceptos constitucionales.

   

Uno de los fundamentos esgrimidos en la presentación del amparo es la supuesta modificación de los criterios de selección. Al respecto,  el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Duodécimo Turno, considera que la “solicitud para ser becado no implica bajo ningún punto de vista que tener excelentes notas y escasos recursos económicos, convierte automáticamente a un peticionante en beneficiario de la beca. Pensar en contrario sería desnaturalizar el programa, ya que el mismo, categóricamente establece una competencia y está ideado también para influir en las áreas de interés de la Entidad”.

  

Los promotores del amparo, además, habían solicitado en su presentación igualdad ante las leyes, manifestando que existió violación a este precepto constitucional. Sin embargo, conforme a la sentencia del juez Mongelós “luego de verificar cabalmente la presente acción, no puede afirmarse que exista violación del principio de igualdad ante las leyes, ni discriminación alguna que beneficie en forma indebida a los becarios en desmedro de los derechos de los amparistas. La violación del principio de igualdad ante las leyes se produce cuando se da un tratamiento diferenciado a quienes se encuentran en idéntica situación, lo cual no ha ocurrido en este caso”, establece en una parte la resolución judicial que rechaza el amparo promovido contra la Itaipu Binacional por un grupo de ex postulantes a las becas universitarias.