JIE
Cuidémonos entre todos: usemos tapabocas, no bajemos la guardia
Los casos positivos de coronavirus van en aumento. Es más necesario que nunca reforzar las medidas para evitar el contagio y la propagación del COVID-19, como de otras enfermedades.

Los casos positivos de coronavirus van en aumento. Es más necesario que nunca reforzar las medidas para evitar el contagio y la propagación del COVID-19, así como de otras enfermedades respiratorias propias de la temporada.

Resulta fundamental el uso permanente de tapabocas, principalmente en los puestos de trabajo y al acudir a lugares concurridos. Utilizándolo de manera adecuada, sean los de tela o los desechables, reducimos la posibilidad de contagiarnos y de contagiar a los demás.

Por falta de costumbre o incluso inconscientemente, las personas tienen el reflejo de retirar el tapaboca para hablar. Esto es inapropiado porque la nariz y la boca constituyen las zonas que utiliza el virus para entrar al organismo, además de ser las partes del cuerpo por las que se expulsan las gotículas de una persona infectada al hablar, toser o estornudar.

La mascarilla debe cubrir la nariz y la boca siempre. No debe ser desplazada hasta la altura del mentón para inhalar; de hecho, no debe quedar espacio libre entre el rostro y el tapaboca para una protección efectiva. El tapabocas nunca debe ser tocado, pues podría quedar contaminado. Para quitárselo, se deben estirar las gomas o lazos que lo sujetan detrás las orejas.

Tengamos presente que el uso de los tapabocas solo es eficaz si se combina con el lavado frecuente de manos. ITAIPU, a través de la División de Medicina del Trabajo (RHSM.AE), insta a los empleados de las distintas dependencias a seguir poniendo en práctica todas las recomendaciones sanitarias. Mitigar la propagación del COVID-19 es responsabilidad de todos.