JIE
“Colosos de la Tierra” premió a ganadores de este año
Finalizó el concurso “Colosos de la Tierra”, octava edición, que con el apoyo de la ITAIPU Binacional, una vez más, encontró el árbol más grande del país, con el propósito de fomentar su protección.

Con la entrega de premios a los ganadores finalizó el concurso “Colosos de la Tierra”, octava edición, que con el apoyo de la ITAIPU Binacional, una vez más, encontró el árbol más grande del país, con el propósito de fomentar su protección.

Tras 9 días de expedición, para certificar el tamaño de cada árbol postulado, la organización “A todo Pulmón”, encargada del certamen, dio a conocer a los 5 árboles más grandes del Paraguay, además del árbol ganador de la categoría “El árbol de la gente”.

El puesto número 1 fue para un yvyra pytâ de Edelira, departamento de Itapúa, postulado por Fátima Hein, que obtuvo un puntaje de 77,38, con una altura de 46,00 metros, circunferencia de copa de 65,86 metros y una circunferencia del tronco de 6,60 metros. El puesto número 2 lo obtuvo el timbó de Horqueta, postulado por Nelson Otero, que fue calificado por el Jurado con un puntaje de 76,73, con una altura de 35,00 metros, copa de 104,98 metros, y una circunferencia del tronco de 7,20 metros.

El puesto número 3 fue adjudicado a un árbol de Paso Horqueta, Concepción, se trata del guapo’y, postulado por Ricardo Díaz. El puesto número 4 lo obtuvo el timbó de Independencia, postulado por Dominica Paniagua. El puesto número 5 fue para el samu’û de Loma Plata, postulado por Cornelius Funk, que obtuvo un puntaje de 62,17, con una altura de 15,00 metros, 54,76 metros de circunferencia de copa, y una circunferencia del tronco de 10,00 metros.

A través de una votación en la página de Facebook de “A Todo Pulmón” se determinó al ganador de la categoría “El árbol de la gente”. Con 3.385 votos, resultó premiado el samu’û de Nueva Londres, postulado por Luján Ortiz Bertrand.

A través de la difusión en medios de comunicación y las redes sociales del mencionado concurso se pretende crear conciencia para cuidar y valorar estos árboles añejos y de gran tamaño.

El certamen, también posibilita la creación de una base de datos georreferenciada de todos los postulantes y un mapa para visualizarlos.