JIE
Brigada insta a la prevención
Las constantes lluvias dieron lugar a la proliferación de gran cantidad de mosquitos, por lo que es importante no descuidar la prevención, atendiendo la vigencia de enfermedades como el dengue y el chikungunya.

Las constantes lluvias dieron lugar a la proliferación de gran cantidad de mosquitos, por lo que es importante no descuidar la prevención, atendiendo la vigencia de enfermedades como el dengue y el chikungunya.

La Brigada contra Incendio de Asunción, insta a reforzar las medidas de prevención debido al constante flujo de intercambio con los países vecinos, a través de los distintos pasos fronterizos que se dan en épocas de vacaciones. No se puede descartar la posibilidad de la aparición de nuevos casos de estas enfermedades.

El dengue es una enfermedad viral transmitida a los seres humanos por la picadura del mosquito llamado Aedes Aegypti. Los síntomas de la enfermedad son: fiebre alta, dolor de cabeza, ardor en los ojos, náuseas, vómitos, dolores musculares y de articulaciones.

Chikungunya

Al igual que el dengue, el virus del chikungunya, también es transmitido por el mosquito Aedes Aegypti; ambos virus disminuyen los glóbulos blancos, plaquetas y ocasionan dolores articulares.

El chikungunya también produce fiebre alta, dolor en el cuerpo y la cabeza, pero el síntoma que más diferencia una enfermedad de otra es que en los casos de chikungunya el dolor es más intenso en las articulaciones; afecta manos, pies, rodillas y espalda.

Consejos para evitar la reproducción del mosquito

Citamos algunas prácticas y cuidados a tener en cuenta en nuestro lugar de trabajo: cambiar periódicamente el agua de jarrones y floreros; impedir acumulación de agua en el interior y fuera de las oficinas; mantener boca abajo recipientes en desuso; desechar objetos inservibles capaces de acumular agua de lluvia y tapar recipientes utilizados para almacenar agua.

Es importante recordar que, "el mosquito no viaja, quienes lo hacen son las personas enfermas, la enfermedad viral aguda puede afectar a personas de cualquier edad, siendo más susceptibles los niños y las personas mayores. La enfermedad tiene un período de incubación de 3 a 14 días y el contagio puede darse desde 2 días antes hasta 5 ó 6 días después de la aparición de la fiebre.

La Brigada apela al buen sentido de responsabilidad de los compañeros a fin de duplicar los esfuerzos para promover la concienciación sobre la prevención de esta enfermedad, siendo la premisa clara: “Sin mosquito, no hay dengue", y a no olvidar que la prevención es una tarea de todos.