JIE
Mutual homenajeó a las madres
Madres de la Entidad fueron homenajeadas por la Asociación Mutual de Empleados de la Itaipu Binacional.


   

    

Una emotiva fiesta fue ofrecida para las madres de Itaipu hoy, jueves 13 de mayo, por la Asociación Mutual de Empleados de la Itaipu Binacional en la sede de Asunción. Estuvieron presentes el vicepresidente de la Asociación, Miguel Godoy; el tesorero Ramón Britos, el encargado de la sede de Asunción, Cesar Patricio; la organizadora del evento Eva Bogado, entre otros referentes.

    

   

Las madres compartieron una merienda en un clima de pura alegría y emotividad con el acompañamiento del Conjunto Musical Torypa y el sorteo de varios premios. Elizabeth Pleva, trabajadora del Área Administrativa, ganó el premio mayor, un televisor de 42 pulgadas.

    

    

Iniciativa que debe repetirse
Sara Mersán de Sosa, abogada, trabajadora del área de tesorería contó que tiene dos hijos, una niña de 18 años y otro de 15. “Lo más lindo es ser madre, lo más emocionante para mí fue la etapa en que comenzaron a caminar y aprendían a decir mamá”, relató.

    

    

En cuanto al encuentro, recordó que en los años anteriores solían hacer el agasajo, pero no como este año, con músicas y premios. “Me parece muy linda la iniciativa. Espectacular, espero que se repita cada año”, dijo.

   

Hay que ser fuerte
Hay que ser fuerte” dice Carmen Pomata, quien trabaja en Itaipu como auditora interna y es madre de dos hijos. Este año, el día de la madre será un día difícil porque su hija está en el exterior y es la primera vez que alguien faltará en la reunión tradicional de su familia para los abrazos, regalos y presentes.  Para Carmen, lo que identifica a una mujer son sus sentimientos. “Tanto como madre o como profesional es el amor lo que distingue. Una mujer pone amor en la vida profesional como en su rol de madre”, explica.

    

    

Hay que valorar en vida
Doña Guillermina Gavilán viuda de Melgarejo asistió como invitada especial y conmovió al recordar a su marido, el ingeniero Américo Salvador Melgarejo, el segundo presidente que tuvo la Asociación Mutual de Empleados de la Itaipu Binacional.  Doña Guillermina tiene 3 hijos, todos profesionales universitarios y compartirá con ellos el día de la madre. Sin embargo, la ausencia de su marido hace que sea una fecha conmovedora.  Expresó que  “la madre es lo máximo que hay en la vida y valórenla mientras la tengan”.

   

    

La vida diaria es un anecdotario
Amanda Martínez, es madre de tres hijos (22,14 y 13 años). En medio de la emoción, celebró con sus compañeras y compartió una anécdota sobre su experiencia. “Yo soy mamá de tres hijos, mi hijo mayor tiene 22 años, es un chico con capacidades especiales. Queriendo que mi hijo salga adelante, aprendí a jugar fútbol”, revela Amanda como una confesión  de amor.

  

   

Una madre no tiene una sola anécdota porque todos los días, al lado de los hijos,  van surgiendo experiencias. Como mamá, la vida diaria es un anecdotario, porque todos los días estás escribiendo una página, como madre, como mujer, como amiga y psicóloga de ellos, a veces, medio contrincante. La mamá cumple un montón de roles, desde enfermera hasta psicoanalista”, dice.  Amanda rescató el esfuerzo de la Asociación Mutual de acompañar y apoyar en las actividades realizadas por los empleados en  las fechas especiales y recordó el compromiso de los asociados para con su mutual.

   

Sedes Ciudad del Este y CHI
También en las sedes de Ciudad del Este y la Central Hidroeléctrica Itaipu (CHI), las madres de la Entidad fueron homenajeadas por la Asociación Mutual de Empleados de la Itaipu Binacional.

   

   

El encuentro ameno se llevó a cabo en un restaurante céntrico de la capital departamental. Participaron varias madres, empleadas de las distintas áreas de la empresa Binacional. Igualmente, fueron sorteados varios premios como aparatos celulares, 1 televisor plasma de 42 pulgadas y otros obsequios aportados por la Mutual para tan especial acontecimiento.

   

Ofrecemos lo que ellas se merecen
El presidente de la Asociación Mutual de Empleados de la Itaipu Binacional, licenciado Alberto Mendoza, dio las palabras de bienvenida a las madres de la Entidad. Dijo que es una iniciativa válida el agasajo porque es importante demostrar el afecto a las madres en su día.  Significó que “el paraguayo tiene en su interior demostrar el afecto a su madre y la mutual intenta transmitir eso a las madres”.

   

Con esto queremos darle a las madres el lugar que se merecen. A las empleadas de Itaipu que logran aprobar de manera excelente el arte de ser mamá y empleadas de una gran empresa”, expresó.

   

Mencionó que es la primera vez que este tipo de agasajo se realiza para las madres asociadas a la Mutual. Dijo que su Comisión Directiva pretende inculcar el compañerismo entre los empleados y empleadas, no solamente de las madres, sino de todos los compañeros de la Itaipu Binacional.

       

Como mensaje final expresó que “En nombre de la Mutual, quiero felicitar a las madres en su día. Confesar que me quito el sombrero para ellas por el trabajo que realizan, porque ser buenas madres es el trabajo más difícil que pueda existir. Felicidades para todas”, deseó Mendoza a cada una de las presentes.

   

Un doble valor
La doctora Mercedes Vera de Duré, miembro de la Comisión Directiva, mencionó que como miembro, empleada de la Entidad y como madre, es una verdadera emoción hacer parte de un agasajo tan emocionante como el que el que se vivió en la tarde de este jueves 13 de mayo.

   

Manifestó su alegría por la inclusión de mujeres en la actual gestión de la Comisión y explicó que ya tenían preparado este homenaje porque las mujeres madres trabajadoras merecen doble valor por el empeño que ponen en cumplir sus responsabilidades.

   

Desde siempre quisimos hacerles sentir esta confraternidad a las madres que trabajan en la Entidad. Ellas merecen. El trabajo, la familia y los hijos son tareas más que difícil y estoy segura que nuestras madres cumplen a cabalidad, por eso este homenaje va para todas ellas”, manifestó con mucha emoción.

       

Jubiladas como invitadas de honor
Las empleadas jubiladas fueron las invitadas de honor en el homenaje que realizó la Mutual a todas las madres de la Itaipu. Varias de ellas respondieron a la invitación e hicieron parte de este emotivo homenaje.

   

   

No me siento olvidada
Leonarda Soria -madre y jubilada de la Itaipu Binacional- estuvo presente en el agasajo. Comentó que hacer parte del homenaje es una emoción difícil de explicar.

  

Con este homenaje reconozco que no me siento olvidada por las compañeras”, dijo al expresar su deseo que todas las instituciones del país hagan lo mismo con sus jubiladas.

   

No tengo palabras para expresar mi emoción. Estoy sintiendo que las compañeras no me han olvidado y que existe un respeto para las jubiladas”, afirmó.