Energizadas
Festejo de un año de los pumitas



   

 

En el Zoológico de la Entidad está demostrado que el afecto entre personas y animales no tiene límites. El lunes 11 de enero, una de las jaulas del lugar, lucía un decorado atrayente; globos, serpentinas, cartulinas, carteles, adornaban la trulla que anunciaba un motivo especial.

  

  

   

¡Los pumitas nacidos en el zoológico cumplieron un año de vida! Ese era el motivo por el cual la jaula donde viven estos hermosos felinos estaba especialmente decorada.

  

  

   

La madre
“En el 2008 fue donado al zoológico de Itaipu un ejemplar de Puma, hembra, por una familia de Pedro Juan Caballero. La misma vivía prácticamente en la misma casa con los dueños, era un ejemplar muy manso. Ya en el zoológico de la entidad, entró en celo después de varios meses, realizándose el apareamiento en los primeros días de octubre, con un período de gestación de 90 días”, explicaba el Dr. José Fernández, dando un breve historial de la madre de los homenajeados.  

   

   

   

Casi una tragedia
El domingo 11 de enero de 2009 nacieron las crías con naturalidad y todo el éxito en el proceso de parto, las crías eran dos machos robustos. Pero al tercer día de vida se separaron las crías de la madre, ya que ésta, con el traslado constante y presa de nervios,  amputó la cola de una de ellas, la cual se salvó por poco de ser devorada por la estresada madre, y gracias a la oportuna intervención de uno de los veterinarios se pudo evitar algo más trágico para la indefensa cría. “A partir de esta situación se inició el período de cría artificial, es decir con el apoyo y cuidado contínuo de los profesionales veterinarios del sector”, siguió explicando el Dr. Fernández.

  

Sus primeras semanas
En las primeras semanas se alimentaron con 30 ml. de leche "crecimiento" y más tarde con leche de cabra UHT (ultra alta temperatura) cada 3hs., a las que se agregaban vitaminas, para luego ir aumentándoles la cantidad y los intérvalos entre cada alimentación. Así, con el cuidado constante de los técnicos del sector, los pequeños pumitas, abrieron por primera vez sus ojos a los 14 días de vida.  

  

Una de las múltiples dificultades que representaba criar a los pequeños alejados de la madre, consistía en que después de cada toma de su ración, se les realizaba un masaje abdominal para que puedan orinar y defecar. Sin embargo a partir de los 30 días de edad comenzaron a realizar caminatas diarias al aire libre y exposición al sol, las cuales ayudaron en gran medida que sean más independientes, es decir, ya no necesitaron de los citados masajes para realizar sus necesidades fisiológicas. A los 38 días de vida, comenzaron a consumir carne por primera vez.   

   

El cumple
Vayamos al tema principal, el lunes nuestras estrellas cumplieron un año de vida, ¡y qué festejo han tenido!, como si fueran bebés en su primer año, los pumitas disfrutaron de una jornada especial con la jaula delicadamente decorada. Los preparativos y toda la ideología de esta inédita celebración estuvieron a cargo del equipo de fauna del Zoológico, los Doctores Veterinarios y sus colaboradores, con la ayuda de los compañeros del Museo, hicieron que sea un festejo memorable en la Entidad, no sólo por ser el primero, sino por la verdadera demostración de afecto hacia los animales.  

  

 

Los visitantes, al pasar por el sitio, primeramente no comprendían lo que sucedía, pero luego se detenían a compartir el festejo. Todo fue muy especial.

  

Brindis y diapositiva
Los que hicieron parte del homenaje, compartieron un brindis en las oficinas de los veterinarios.
Luego del brindis, compartieron una presentación con diapositivas preparada por el compañero Andrés Colmán, en la que se apreciaron, con fotos, las etapas de crecimiento de las crías, hasta el presente.

   

   

Éxito de un gran equipo
Luego de la presentación, el Dr. José Fernández hizo uso de la palabra para agradecer a todos los compañeros que hicieron posible la realización de este pequeño homenaje a los pumitas nacidos en el zoológico, destacó el delicado trabajo del equipo de Fauna de la Entidad, por hacer que los felinos lleguen con salud plena al primer año de vida y sostuvo que las personas les debemos mucho a los animales, y es importante darles atención y afecto siempre. “Todos vivimos juntos, animales y personas, y es importante cuidarnos unos a otros”, dijo.  

   

   

   


El día a día

   

Por su parte el compañero Ayala, quien se encarga de alimentar a los pumitas día a día, expresó que la experiencia de convivir con estos animales no tiene precio y confesó el gran afecto que le une a ellos.

    

“El hecho de poder entrar en la jaula y sentirme querido por ellos no tiene precio; me conocen y saben que pueden confiar en mi, es un gusto enorme compartir con estos animales todos los días”, confesó.

    

Así terminó la primera página de este libro, que tendrá muchas historias con otros festejos y demostraciones de cariño hacia los animales, de parte de los compañeros del Zoológico.

 

Lectores del DIE: estén atentos que en las próximas semanas se lanzará el concurso para conseguir nombres para estos hermosos pumitas, ¡No se pierdan! 

   

  

  

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Entrevista a Johnny

 

 Johnny,  bajista y primera voz de Equipo 87, es profesor de guitarra, a la que considera su mejor compañía.

 

En algún momento de nuestra vida habremos bailado al compás del equipo 87. Por alguna razón del destino un empleado de Itaipu, compañero nuestro en la rutina, es miembro de esta orquesta, quien ejecuta el bajo en el grupo, y además es la primera voz del "Equipo 87".

 

A los 15 años empezó con la música, tocando la batería con un grupo llamado Blues King; recuerda con añoranza aquellos tiempo en los que sólo era posible hacer algo gracias a los instrumentos que prestaban de la iglesia San Miguel. Posteriormente, integró una orquesta que se llamó “La Plebe”, con un compromiso más grande, como vocalista y ya tomando la música como algo más serio, tocaban temas de los Bee Gees y de los 80, “era imposible no tocar algunos temas de los Beatles”.

  

Hace 23 años es integrante del Equipo 87, durante mucho tiempo tocaban casi todos los fines de semana, actualmente solo tocan en los cumpleaños y eventos sociales.   

 

“Lo mejor es cuando vos estas escuchando y te das cuenta que tiene receptividad lo que estas haciendo, pero cuando no hay receptividad es lo peor para el músico”, reflexiona nuestro entrevistado.

 

Johnny, también enseña guitarra  a los hijos de los empleados de la Itaipu, después de terminar sus labores aquí en la institución.

 

Le preguntamos a Johnny, qué consejo le puede dejar a los jóvenes músicos...
“Lo importante es que estudien el instrumento que ejecutan o quieren ejecutar, hay que estudiar porque dentro de la música hay muchas cosas que no conocemos”, señala muy convencido.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Poema del compañero Nery Fleitas


Nery Fleitas

 

Dedico este poema a quienes, prendidos del amor de Dios, comparten conmigo esta historia concreta, mirando juntos el horizonte de la esperanza y de la justicia.  También a aquellos hermanos que en medio de la impotencia no tienen voz y sufren marginaciones de todo tipo, “en nombre de la ley”.

 

Dedico estas estrofas, además, a personas que “en nombre de la ley” se ponen la “coraza” de la indiferencia para humillar y marginar sin límites y sin piedad…

 

En nombre de la ley…
por Nery Rafael Fleitas Bareiro

   

Muchas veces, en nombre de la ley,
el hombre roba, castiga y humilla,
mas en nombre de Dios se ayuda.
En nombre de la ley, cometen fraudes,
maquinaciones y otras atrocidades.
En nombre de Dios se cultiva la bondad.

 

En nombre de la ley se violenta,
se doblega, se domina y se avasalla,
también el hombre somete y esclaviza.
En nombre de Dios, podemos suavizar.
En nombre de la ley se castiga y se mata,
en nombre de Dios se apacigua y se perdona!

 

En nombre de la ley, se acomodan,
se apropian, se cubren y presionan,
ignoran alternativas para el bien,
y se erigen en dioses para lesionar.
En nombre de la ley, dominan y subyugan
y no muchos pregonan la humildad.

 

Muchas veces, en nombre de ley
persiguen, arrebatan y condenan,
también en nombre de Dios, indultan.
En nombre de la ley, persiguen y acosan,
perjudican, lesionan, coartan y destruyen,
pero en nombre de Dios se construye.

 

Muchas veces en nombre de la ley,
improvisan, objetan y cuestionan,
pero en nombre de Dios, se asiste,
se ayuda, se apoya y se protege.
En nombre de la ley, vaticinan,
Prometen, fraguan, y se alejan.

 

Otras veces, en nombre de la ley
se ingenian, se acomodan y se olvidan,
mas en nombre de Dios se apacienta.
En nombre de la ley, tiranizan y esclavizan,
pero en nombre de Dios se humaniza,
se proyecta, se realiza y se alcanza libertad..


SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Despedida del DIE 2009

En la última edición del Diario Electrónico de Itaipu año 2009, El DIE se despide agradeciendo a todas las personas que colaboran en nuestras ediciones diarias.

 

 

 

El DIE no es solamente el equipo técnico que lo conforma, sino cada uno de los empleados que desde su lugar, con su granito de arena, aporta para mantener unida a la gran  familia de Itaipu.

 

 

 

Finalizando este año, sentimos que cumplimos con la labor de comunicadores a la altura de esta empresa, tarea que sin la colaboración de Ud., estimado lector, hubiese sido imposible.