Sociales
Fabio Ortigoza llega a la jubilación

Luego de 38 años al servicio de la ITAIPU Binacional, Fabio Ortigoza llega a la jubilación. Deja atrás una vida entera, cargada de inolvidables momentos dentro de la empresa y, por sobre todo, con la frente en alto y la seguridad del deber cumplido.

Inició su historia con la Entidad en el año 1980, año que llegó a Alto Paraná desde su querida Villarrica para probar un puesto laboral en la empresa Conempa S.A., que en ese entonces realizaba trabajos en el cantero de obras.

Allí permaneció 10 años, para luego pasar como “requisitado” de la Entidad en el sector de Medicina del Trabajo, donde estuvo por un tiempo de nueve años. En el año 1999 pasa al cuadro propio, luego de un concurso interno, desempeñándose en el área Financiera.

Durante sus años de servicio fue partícipe de numerosas anécdotas, la mayoría de ellas divertidas, y, a pesar de los sacrificios que Fabio y sus compañeros pasaron en su momento, sabían que estaban ayudando a construir la mayor hidroeléctrica del mundo en generación de energía.

Fabio Ortigoza es licenciado en Contabilidad, está casado hace 30 años con Delia Aurora Dorra, con quien tiene tres hijas. Para él, la ITAIPU Binacional significa todo, pues gracias a la empresa logró: trabajo, familia y profesión.

El compañero llega a la jubilación con mucha salud y muchos amigos que están desde el inicio hasta ahora; deja el legado del deber cumplido y da gracias a Dios por ello.

A partir de esta nueva etapa, Fabio desea trabajar en su profesión y viajar.

¡Feliz jubilación, Fabio Ortigoza!

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
¡Feliz jubilación, Francisca Servín!

Después de casi 30 años de servicio, Francisca Servín se acoge a los beneficios de la jubilación. Comenzó a trabajar en la ITAIPU en el año 1988, con el cargo de secretaria de la Superintendencia de Ingeniería, por la empresa CIE, y luego, por el Grupo Consultor Alto Paraná, hasta 1991.

Más adelante se desempeñó en la Superintendencia de Informática, como secretaria del Departamento de Teleprocesamiento y Microinformática. En 1993 pasa a formar parte del cuadro propio y cumplió labores de secretaría en la División de Producción, donde permaneció hasta su jubilación.

Francisca se siente orgullosa de haber sido parte de esta gran empresa y da gracias a Dios porque tuvo la oportunidad de trabajar en la ITAIPU.

“Mi agradecimiento infinito a la Entidad Binacional ITAIPU por la oportunidad de trabajar en esta empresa tan grande, donde pase los mejores años de mi vida; compartí con compañeros y jefes excelentes, que me hicieron crecer y aprender muchísimo, durante todos estos años de trabajo”, comentó emocionada.

Con la satisfacción de poder decir “misión cumplida”, Francisca llega a esta etapa de su vida con nuevos planes; pues, a partir de ahora seguirá dedicándose con más integridad a sus proyectos personales.

“Agradezco a todos mis compañeros, paraguayos y brasileños, con quienes me tocó compartir en todos estos años de convivencia, donde siempre me mostraron su respeto y cariño. Mi gratitud, por siempre, a los conductores, que me ayudaron en todo momento, y a los compañeros de Transporte.

Me despido con un gran abrazo y muchas gracias a todos”, puntualizó.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Ameno brindis por el cumpleaños del superintendente de Recursos Humanos

Con un ameno brindis se celebró el cumpleaños del superintendente de Recursos Humanos, Margen Derecha, de la ITAIPU Binacional, Delio Córdoba Servián. El encargado del sector disfrutó de un alegre momento, junto con los empleados del área.

Los presentes compartieron una variedad de bocaditos y la infaltable torta de cumpleaños. El ambiente estuvo decorado con globos y guirnaldas.

Córdoba fue nombrado recientemente como superintendente de Recursos Humanos.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Homenajean a Vicente Gamarra por su jubilación

Un emotivo y merecido homenaje recibió el compañero Vicente Gamarra Aquino (ODMS.CE), por su jubilación, luego de 41 años de servicio en la Entidad.

Gracias a su vocación de servicio y su carisma, el compañero Vicente Gamarra ha ganado el respeto y la amistad de una gran cantidad de personas a través de los años. Por tal motivo, sus compañeros y amigos de trabajo compartieron con él un agasajo de despedida, que se llevó a cabo en el quincho de la División de Servicios, el pasado 20 de julio.

 

Don Vicente trabajó para la ITAIPU Binacional desde el año 1977, en principio en la empresa UNICON; luego en la empresa CIE, durante 29 años, y, desde el año 2012 hasta la actualidad se desempeñó como empleado del cuadro propio de la Entidad.

En sus últimos tiempos ocupó el cargo de fiscal de mantenimiento eléctrico y tenía a su cargo a un gran equipo de personas (53 funcionarios de empresas contratistas y varios compañeros del cuadro propio).

Durante el agasajo, sus compañeros de trabajo le dedicaron palabras de agradecimiento por los buenos momentos vividos durante estos años laborales, y, a la vez, le auguraron éxitos para esta nueva etapa de su vida.

En la ocasión, Vicente recibió recuerdos que servirán para eternizar sus momentos en la empresa.

El brindis contó con la presentación musical del compañero Julio Arza y sus hijos, quienes amenizaron el ambiente con la interpretación de una selección de canciones.

Por la puerta grande

“Le agradezco a Dios por haber llegado a mi jubilación. La felicidad más grande que tengo es que obtuve varios y buenos amigos aquí en la empresa. Estoy muy contento, he compartido con profesionales de verdad. No puedo pedir nada más a Dios”, confesó el compañero Vicente.

Dijo sentirse orgulloso por entrar y salir por la puerta grande de la empresa. “Mis mejores deseos a los compañeros que dejo aquí en la Entidad, los voy a llevar siempre en el corazón”, acotó.

Por último, agradeció a la ITAIPU Binacional por la oportunidad. “Tengo dos hijos, hoy ya formados y con familia; también tengo nietos. Le agradezco a la Entidad por darme la oportunidad de trabajar aquí, ya que gracias a esta empresa pude formar a mi familia y ofrecer lo mejor a ellos”, resaltó.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Fiesta aniversario del Club Área 1

El Club Social Área 1, de Ciudad del Este, cumple un aniversario más de creación, por este especial motivo y también por el Día de la Amistad, la comisión directiva prepara una fiesta, dirigida a socios y público en general.

El evento, consistente en una cena show, contará con la presencia de destacadas agrupaciones esteñas, que animarán la velada, tales como: “Punto Clave” y “Rewinʹd”, con las luces y sonidos de Marcelo Leith.

Se extiende cordialmente la invitación a la familia de ITAIPU para participar del encuentro social.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Agasajo a empleados con 25, 30 y 35 años de servicio en la Entidad

La ITAIPU Binacional agasajó este viernes a los empleados con 25, 30 y 35 años de servicio en la empresa, en un acto realizado en el Centro de Recepción de Visitas de la Entidad. Se trata de trabajadores de las Direcciones: General, Técnica, Administrativa y Financiera.

Los empleados con más de 25 años de labor en la Entidad son aproximadamente 95, quienes recibieron un certificado y un pin de reconocimiento, entregados por los directores.

 

Una de las agasajadas, Gladys Vázquez de Lezcano, con 30 años de servicio en la Entidad y actual jefa de la División de Transporte, en el momento de los discursos, dijo que: “Todavía recuerdo la primera vez que me presenté al Departamento de Transporte de la Entidad, para integrarme como la primera mujer en el área; pues, era un trabajo que solo lo hacían hombres. Para mí, ingresar al cuadro propio de empleados de la ITAIPU ha sido un sueño largamente acariciado. Por ello, mi primer día de trabajo lo tengo muy bien guardado en la memoria y el corazón”.

Expresó su infinita gratitud y aseguró sentirse afortunada por tener la oportunidad de trabajar en una monumental empresa, “que me permitió a mí y toda mi familia, llevar una vida digna en todos los aspectos”.

Recordó que gracias a su trabajo en la ITAIPU, la salud de su esposo permanece estable, pues el amparo y asistencia de la empresa permitieron la realización de varios cuidados médicos fuera del país. “Por ello, agradezco de corazón todos los días”, enfatizó.

Durante sus 30 años en la empresa, Gladys desempeñó varias funciones, como secretaria, asistente administrativa, técnico profesional y de presupuesto. Desarrolló además actividades en el Departamento de Transporte de aquel entonces, también en asistencia de la Dirección Administrativa, en el Gabinete de la Superintendencia de Servicios Generales; Coordinación de Aprendizaje de la División de Desarrollo de Recursos Humanos, y, actualmente, en la gerencia de la División de Transporte.

“Ustedes merecen todo mi respeto y admiración. Juntos hemos logrado resultados sorprendentes, y los números hablan por sí solos. Me siento muy satisfecha de trabajar con gente tan responsable y comprometida”, puntualizó.

Leer más..

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Homenaje a empleados con 30 años de servicio

En la mañana del lunes 9 de julio, autoridades de la ITAIPU Binacional, lado paraguayo, brindaron un homenaje y entregaron placas de reconocimiento a empleados y empleadas que cumplen 30 años de servicio ininterrumpido dentro de la Entidad. El acto se realizó en el salón auditorio del edificio corporativo de ITAIPU, sede Asunción.

En emotivo agasajo, 16 empleados fueron homenajeados por cumplir 30 años de servicio dentro de la empresa. En la ocasión estuvieron presentes los miembros del Directorio Ejecutivo de la ITAIPU, lado paraguayo, y representantes del Consejo de Administración.

En representación del grupo homenajeado, Gloria Escobar Valdez, de la Asesoría de Planeamiento Empresarial, dirigió unas palabras. Inicialmente recordó que cuando se acercó por primera vez a la ITAIPU, a pedir trabajo -hace 30 años atrás-, lo hizo sin conocer a nadie; pidió entrar al edificio, se entrevistó con la jefa de Recursos Humanos, en ese entonces Mary Huidobro, quien la recibió, pese a que no estaba agendada la entrevista.

“Le presenté mi currículum, me agradeció por ir, pero me dijo que en ese momento no había vacancia. Salí feliz de esa reunión porque tuvo la gentileza de recibirme sin llevar la tarjeta de referencia de nadie. Días después me llama y me dice que me presente a un examen en la Entidad, para Informática (que era la carrera que seguí). Tiempo después me llamó el Dr. Alejandro Benítez Escobar, quien tomaba los exámenes, y hasta hoy día sigue en la empresa, y me dijo que aprobé los exámenes”, comentó.

Dijo que el salario que iba a ganar en aquel entonces no le convencía, teniendo en cuenta que era menor a lo que ya ganaba como profesional independiente, y hasta dudó en aceptar el trabajo en ITAIPU, hasta que le hicieron ver que ser parte de una empresa binacional tenía mucho más peso para su currículum que cualquier otra oferta laboral.

Mantener la humildad

La homenajeada fue relatando las diferentes situaciones que se le presentó dentro de la Entidad, como así también el mejoramiento salarial a los pocos meses que ingresó como empleada, mediante sus méritos propios y el compromiso laboral entregado a la empresa.

“Fui pasando por todas las áreas y niveles de jefatura en estos 30 años en ITAIPU. Nos tocaron jefes que fueron magníficos (modelos para nosotros), y otras veces no tanto; pero de todos se aprende. En todo momento debemos recordar que tenemos que dar lo mejor de nosotros como empleados, en el lugar donde nos toque estar, y mantener la humildad. Hay que agradecer mucho y, por sobre todo a Dios, quien nos puso en este lugar”, manifestó.

A modo de consejo, la experimentada empleada de ITAIPU recomendó que todo el trabajo ejecutado sea con compromiso, responsabilidad; teniendo a Dios como testigo de todo lo que se hace.

El ex lustrabotas que brilló en ITAIPU

Ceberiano Ortega, de la Secretaría del Consejo de Administración de ITAIPU, lado paraguayo, entró en la Entidad con su cajón y sus betunes para lustrar zapatos. Desde ahí se hizo camino hasta llegar a cumplir 30 años de antigüedad dentro de la empresa.

Rememoró que a pesar de las vicisitudes de la vida, nunca dejó de estudiar. Cuando estaba por el tercer curso del colegio, un pariente le invita a venir a trabajar en ITAIPU, sin saber qué era la empresa.

“Vine en ITAIPU y me dan una cajita de lustrabotas. Esta es tu herramienta de trabajo, me dijeron en aquel entonces. Y trabajé como tal. Ya tenía cerca de 20 años, seguía lustrando zapatos, sin dejar de estudiar”, comentó Ceberiano.

Mencionó que pasaron los años, hasta que el director financiero de aquella época, Fidencio Tardivo, le llamó para que le lustre sus zapatos. “Él me miraba fijamente, le dije que estoy estudiando, que mi padre estaba enfermo y que mi madre lavaba ropa para mantener a mis hermanos. Le dije, quiero trabajar, y me mira, sin decirme nada. Se levanta de su asiento, saca de un maletín un fajo de dinero, que jamás en mi vida vi. Me pidió que lleve el dinero a Heri Silvero y así lo hice”, acotó.

Horas después de entregar el dinero intacto, Ceberiano fue llamado por el jefe de Recursos Humanos, quien le pidió también que le lustre los zapatos. “Estaba lustrando sus zapatos, me hizo algunas preguntas, y, minutos después, me dice: A partir de hoy, ya sos empleado de ITAIPU. ¡Qué!, le dije, y me vuelve a repetir que era empleado oficial de ITAIPU”, relató con alegría.

Y agregó: “Pasé de lustrabotas a empleado de ITAIPU. Y mi primer día como empleado vine trajeado; todos mi miraban, ya no tenía mi cajita de lustrabotas. Quiero dar gracias a Dios por la oportunidad que tuve de trabajar en la ITAIPU Binacional; a mi familia, y a Olga de Krauch, por orientarme como empleado. Agradezco a ITAIPU por todo lo que me ha brindado, y seguiré trabajando como siempre lo hice”, concluyó.

Excelencia en el plantel laboral

El director general paraguayo de la ITAIPU Binacional, James Spalding, felicitó a los empleados homenajeados por la trayectoria de 30 años dentro de la Entidad y valoró los testimonios brindados, porque detrás de cada empleado, de cada trabajo realizado, hay una historia de vida.

Afirmó que ITAIPU es una gran empresa. A modo personal, recordó que ocupó cargos dentro de la función pública (ministro, embajador y consultor para organismos extranjeros), como así también puestos en el sector privado, hasta que le ofrecieron el cargo de director general paraguayo de ITAIPU.

Refirió que cuando recibió el ofrecimiento del cargo, del entonces presidente electo de la República, Horacio Cartes, él le dio la libertad de elegir a los miembros del Directorio, e inclusive del Consejo de Administración de ITAIPU.

“Encontramos en ITAIPU un equipo excelente. ITAIPU es lo que es mediante su capital humano. Gracias a cada uno de ustedes por el trabajo realizado”, acotó.

“Nuestro objetivo es la excelencia”

El director general Spalding aprovechó el momento y recordó que la ITAIPU cerró el primer semestre con la segunda mayor generación de energía eléctrica en la historia de la Central Hidroeléctrica, solamente superado en el 2016, cuando fue un récord mundial. “Este logro es gracias a cada uno de ustedes. Nuestro objetivo es la excelencia, de seguir adelante, de contribuir a la empresa. Eventos como este homenaje nos regresa a cómo éramos hace 30 años, y las oportunidades que nos brindó la vida”, señaló.

Igualmente, agradeció al Jefe de Estado por su voluntad política de sostener al equipo de ITAIPU, tanto a los miembros del Directorio y del Consejo, ante las decisiones internas asumidas, velando por los intereses de la Entidad y trabajando a favor de la gente más necesitada del país.

El doctor Spalding felicitó a cada uno de los homenajeados por la excelente labor realizada a lo largo de 30 años.

Cabe mencionar que este homenaje fue muy significativo; más aún porque es el primero que se realiza en el nuevo edificio corporativo de la ITAIPU Binacional, un sueño largamente esperado por los empleados, entre otras obras de infraestructuras realizadas en Hernandarias, así como la renovación de la flota de vehículos.

Al final del acto, cada homenajeado recibió plaquetas conmemorativas y compartieron un desayuno.
Del evento participaron, además el director financiero, Miguel Ángel Gómez; el director administrativo ejecutivo, Carlos Paris; el director de coordinación ejecutivo, Pedro Domaniczky; el director Técnico, José María Sánchez; y los miembros del Consejo de Administración, embajadora Leila Rachid Lichi y el ingeniero Osvaldo Román Romei.

Igualmente asistieron la asesora de Comunicación Social, Teresa Narvaja, y Deigracio Caballero, de la Asistencia de la Dirección General Paraguaya.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Ameno brindis por los cumpleaños del ingeniero Santacruz y el licenciado Gauto

Con un ameno brindis se agasajó al ingeniero Carlos Santacruz, exsuperintendente de la División de Obras y Desarrollo, y licenciado Derlis Gauto, jefe de la División de Estudios, con motivo de cumplir un año más de vida.

 

Ambos disfrutaron de un memorable encuentro con los empleados de dichos sectores, quienes organizaron el alegre agasajo. En la ocasión, los presentes degustaron una variedad de bocaditos dulces y salados, además de la tradicional torta de cumpleaños.

Reconocimiento por 27 años de labor

Igualmente, el ingeniero Santacruz fue agasajado por sus 27 años de labor en la Entidad. Se incorporó como empleado en la Dirección Financiera, en varios sectores, como Gabinete de Compras, División de Catastro, Gestión de Emprendimientos, Gestión de Implantación de Proyecto SAP, Gerente de Compras, entre otros. Finalmente, en el 2014, asumió como superintendente de Obras y Desarrollo.

Durante su gestión como superintendente se ejecutaron las mayores obras viales y de infraestructura en el país. La más emblemática es la construcción del moderno barrio San Francisco, de Zeballos Cué, Asunción. Igualmente, los viaductos de los kilómetros 4 y 5.5 de Ciudad del Este (CDE), Alto Paraná, que contribuyeron a mejorar el tránsito en la región. Además, las revitalizaciones de instituciones educativas y hospitales en distintas ciudades, construcción de empedrados y asfaltados, como también la licitación para las obras viales en el Km 7, de CDE, y muchas más.

“El presupuesto en Obras y Desarrollo tuvo un aumento exponencial, en niveles de 24 millones de dólares a 61 millones de dólares hasta el 2017”, comentó el ingeniero.

Agregó que “en toda esta etapa primó el respeto al recurso público y el constante anhelo a la mejora continua de los procesos y procedimientos de los recursos públicos”, remarcó.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
¡Feliz jubilación, Osvaldo Aguilera!

Luego de 31 años de servicio, el compañero Osvaldo Aguilera llegó a su feliz jubilación el pasado 2 de junio del corriente.

Por tal motivo, sus amigos y compañeros de área (Dirección Financiera) le prepararon un agasajo de despedida en el nuevo edificio corporativo de la ITAIPU Binacional.  

El agasajado se mostró muy agradecido con sus compañeros y dio unas emotivas palabras de aliento y despedida. Tal es así que, muy emocionado, Osvaldo manifestó que lo embargan sentimientos encontrados; por una parte, de alegría, y, por otra, de tristeza, por dejar de pertenecer a la Entidad y a una asociación de compañeros.

“Fueron 31 años, de todos los días compartir, prácticamente en nuestra segunda casa; pues pasamos más tiempo en el trabajo que en nuestros hogares. Por otro lado, me siento feliz, pues ahora podré desarrollar los proyectos postergados, y realizar aquello que en su momento no pude hacer”, acotó.

El compañero Aguilera manifestó que, si bien todos son conscientes de la llegada de la ansiada jubilación, y dicen estar preparados para ello, “llegado el momento, esto nos supera, y hace que incluso se nos quiebre la voz”.

Osvaldo no perdió la oportunidad de agradecer, y lo hizo, primero que nada, a Dios, por permitirle llegar a esta edad, relativamente sano y joven, para dar continuidad a sus planes que quedaron postergados.

“En segundo lugar, agradezco a mi familia, pues gracias a la familia uno está donde está, ya que, sin el apoyo de ellos, uno no va hacia adelante. Y, en tercer lugar, dar gracias a esta empresa que se cruzó en mi camino, en mi destino, y fue el lugar donde pude desarrollarme como persona y profesional, y, principalmente, donde pude conocer y hacer grandes amistades, que yo creo van a permanecer hasta el último día de mi vida”, manifestó.  

 

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Cumpleaños y jubilación en la ODR.CE

El superintendente de Medio Ambiente (MA.CE), ingeniero Gustavo Ovelar, fue agasajado, el pasado 20 de junio, en el bloque del Departamento de Interacción Regional (ODR.CE), dependiente de la Dirección de Coordinación Ejecutiva de la ITAIPU Binacional, por celebrar un año más de vida.

 

Ovelar fue homenajeado por sus compañeros, el mediodía del miércoles, con bocaditos salados, gaseosas y una rica torta. El superintendente agradeció el gesto e instó a todos a trabajar juntos, para mejorar cada vez más el trabajo que se realiza.

La ocasión fue igualmente aprovechada para realizar un acto de reconocimiento a la trayectoria del compañero Juan Tomás Gil, quien recientemente se acogió a los beneficios de la jubilación.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
PRIMERA ANTERIOR 1 2... SIGUIENTE ULTIMA