SECTOR ELÉCTRICO
Los desafíos de las energéticas: demanda, regulación y medio ambiente

En un escenario marcado por los cambios, ¿cómo se van a adaptar las empresas energéticas a los vaivenes de su industria? Estos son los cinco retos a los que se enfrentan.

La energía es uno de los sectores clave en todo el mundo, no solo a nivel económico sino por sus implicaciones sociales y medioambientales. Según el World Energy Outlook (WEO) 2016, la demanda energética mundial crecerá nada menos que un 30% de aquí a 2040, lo que implica un análisis estratégico sobre las fuentes energéticas del futuro.

En España, también es un factor esencial. Según Eurostat, solo el sector del transporte ya consume el 40,4% de la energía final demandada. A día de hoy, nuestro país depende en un 72,9% de las importaciones de energía para poder satisfacer la demanda.

En este escenario, es evidente que el sector energético necesita evolucionar hacia un futuro más limpio, más descentralizado y cada vez más digital. Por ello, desde hace tiempo, el sector se encuentra en fase de construir un modelo operativo integrado, ágil y resistente que se adecue a los desafíos del siglo XXI.

Los cinco desafíos esenciales

El sector energético lleva años avanzando hacia un modelo más moderno y eficiente que permita adaptarse al nuevo escenario.

Así lo refleja el informe 'Power & Utilities Risk Pulse Survey', de EY, que recoge las experiencias de los principales ejecutivos del sector eléctrico a nivel mundial sobre los riesgos más importantes para ellos y las estrategias que están implementando para responder a estas amenazas.

1. 'Hackeos' y desastres naturales

En 2017, los huracanes que asolaron el Atlántico dejaron a buena parte del Caribe y varios estados de Estados Unidos con severos problemas de abastecimiento. Algo parecido sucedió en Australia en 2016, cuando las fuertes tormentas dejaron la parte sur del país sin electricidad en una situación sin precedentes. Pero ese no ha sido el único problema para las empresas energéticas: el año pasado, un ciberataque a nivel mundial, incluida España, encontró su blanco perfecto en varias centrales ucranianas, cuyos fallos provocaron apagones totales en varias ciudades.

Ante esta situación, las empresas energéticas necesitan irremediablemente ser ágiles y tener la capacidad de dar respuesta a estos incidentes y, sobre todo, saber gestionar la crisis. A medida que los ciberataques aumenten —que lo harán—, más importante será que las compañías del sector sepan prevenir estas situaciones o, al menos, gestionar de manera efectiva su respuesta. Y lo mismo se puede decir de los desastres naturales.

2.- Rentabilidad del sector y regulación

Tradicionalmente, la industria eléctrica ha venido operando, al menos en un porcentaje relevante de su actividad, con activos regulados, lo que le garantizaba niveles de rentabilidad predecibles, algo que parece necesario en un sector cuyas investigaciones tienen un largo periodo de recuperación. Sin embargo, en los últimos años, el sector ha ido evolucionando a una gran velocidad, lo que está provocando cambios en los modelos de negocio y adopción de nuevos estándares.

"Según los directivos encuestados en el informe de EY, sus compañías están decididas a invertir en tecnología e innovación, pero se están encontrando con dos problemas: en primer lugar, las regulaciones cambiantes; y en segundo, el escaso foco de dichos modelos en la retribución de la innovación”, explica Francisco Rahola, socio responsable del sector de Energy de EY.

3.- Generación distribuida y baterías

El sector eléctrico está experimentando la entrada de nuevos agentes que, hasta ahora, no eran relevantes. En los últimos años se ha producido un creciente despliegue de la generación distribuida ('distributed energy resources'), es decir, paneles fotovoltaicos u otras fuentes de generación conectadas directamente a la red de distribución de media o baja tensión. Asimismo, las baterías de almacenamiento, aún en ciernes, podrían llegar a ser una posibilidad en el futuro.

En resumen, estamos en un escenario en el que 'independizarse' de las redes energéticas puede llegar a ser una posibilidad. En todo caso, existe un debate abierto —España es un ejemplo de ello— sobre la retribución al uso parcial de las redes que hacen los propietarios de fuentes de generación distribuida. Parece necesario definir un modelo regulatorio que permita la entrada de estos nuevos agentes sin perjudicar a las eléctricas tradicionales, que realizaron sus inversiones a largo plazo en un marco diferente.

4.- Regulación energética y medioambiental

Llevamos décadas hablando de modelos energéticos alternativos que nos lleven hacia un futuro más eficiente y, sobre todo, más comprometido con la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, más allá de las intenciones, ¿está habiendo medidas realmente efectivas para propiciar estos cambios?

Las empresas del sector energético se están encontrando con un problema: los cambios de opinión de muchos gobiernos a la hora de regular estos aspectos, así como la inexistencia de una posición unánime a nivel mundial para enfrentarse a un problema global. Es razonable decir que las políticas gubernamentales en prácticamente todo el mundo caminan en la buena dirección. Sin embargo, la continua modificación de dichas políticas así como la existencia de diferentes regulaciones a nivel global, nacional, regional y local, acaban provocando una incertidumbre que dificulta la toma de decisiones por parte de las empresas energéticas.

5.- Clientes más informados que nunca

Con la consolidación de la tecnología digital y de la sociedad de la información, los usuarios cada vez estamos más informados sobre todos aquellos servicios que consumimos a diario y que hasta ahora, simplemente, no nos interesaban demasiado.

En la actualidad, los clientes están más conectados que nunca: exigen más opciones, diferentes productos y un mejor servicio, lo que representa un riesgo significativo para las compañías eléctricas que no responden a estas expectativas. Las empresas están reaccionando ofreciendo nuevos servicios y ofertas más adaptados al perfil de consumo de cada cliente, aprovechando para ello los contadores inteligentes, en cuyo despliegue España ha sido un país modélico.

¿Cómo sobrevivir en el futuro?

Los desafíos identificados en el informe de EY serán cada vez más importantes, de modo que las empresas del sector eléctrico deberán modificar su estrategia si quieren tener éxito. El informe plantea cuatro estrategias básicas:

•Cultura de riesgo. Las compañías están empezando a abandonar el tradicional miedo a la incertidumbre. Los riesgos son inherentes a un escenario tan cambiante como el actual. Las compañías eléctricas deben aprovechar el impacto positivo sobre un modelo de negocio que, bien encauzado, puede afrontar cualquier riesgo.

•Modelo ágil. En este entorno, es necesaria la definición de un modelo de liderazgo con responsabilidades claras y funciones perfectamente asignadas que permita la reacción rápida ante cualquier eventualidad.

•Nuevos modelos de negocio. Las empresas eléctricas acceden a un enorme número de clientes. Parece obvio que dicho acceso les debería permitir el desarrollo de modelos comerciales novedosos y sostenibles, así como la posibilidad de explotar nuevas fuentes de ingresos adicionales diferentes al puro suministro de electricidad.

•Apuesta por la innovación. Hace tiempo que la innovación ha dejado de ser una opción o una mera alternativa; ahora es una obligación dentro de cualquier modelo de negocio. Y en el sector eléctrico no es una excepción. Sus principales agentes ya están invirtiendo en innovación, que no solo está enfocada a la actividad comercial sino a procesos internos que reducirán los costes más significativos.
 

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Paraguay presentó su política energética en foro latinoamericano

Asunción, IP.- El viceministro de Minas y Energía, Mauricio Bejarano, presentó la Política Energética de Paraguay en el Foro Latinoamericano de Energía 2018, el encuentro regional más importante sobre energía.

El foro es organizado por el Consejo Mundial de Energía Word Energy Council y se realizó en la ciudad de San Carlos de Bariloche, Argentina, el miércoles y jueves de esta semana.

Los temas abordados incluyeron el mejoramiento de la sostenibilidad y la resiliencia de los sistemas energéticos, los impactos de las tecnologías disruptivas y la innovación en América Latina, así como las políticas adecuadas para gestionar la transición energética.

Según el reporte del Viceministerio de Minas y Energías, dependiente del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, Paraguay ya había presentado en abril pasado su Comité al Foro del Consejo Mundial de Energía, evento desarrollado en la Central Hidroeléctrica de Itaipú, en Hernandarias, departamento de Alto Paraná.

En la oportunidad se trataron temas como la Política Energética Nacional (PEN), consumo de biomasa en el Paraguay y su perspectiva de producción, energía y sustentabilidad, entre otros.

Esta Cumbre Mundial de Líderes de la Energía crea una nueva oportunidad para que los participantes realicen debates oportunos, relevantes y orientados a las soluciones que ayudarán a informar las decisiones, dar forma a las acciones e influir en el diálogo internacional sobre la energía.
 

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Inversión de sector eléctrico superó la de petróleo en 2017

El sector eléctrico atrajo la mayor parte de las inversiones en energía en 2017, sostenido por un fuerte gasto en redes, superando a la industria del petróleo y gas por segundo año consecutivo, a medida que el sector energético avanza hacia una mayor electrificación, según la más reciente revisión de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por su sigla en inglés) del gasto energético global.

La inversión global en energía totalizó 1,8 billones de dólares el año pasado, una disminución del 2 % en términos reales respecto del año anterior, según el informe.

Más de 750 mil millones de dólares se destinaron al sector eléctrico, mientras que 715 mil millones de dólares se gastaron en suministro de petróleo y gas en el mundo.

Las inversiones respaldadas por el Estado representan una parte cada vez mayor de la inversión energética mundial, ya que las empresas estatales se han mantenido más resilientes en petróleo y gas y en energía térmica en comparación con los actores privados. La participación de la inversión energética mundial impulsada por empresas estatales aumentó en los últimos cinco años a más del 40 % en 2017.

Mientras tanto, las políticas gubernamentales están jugando un papel cada vez más importante en la conducción del gasto privado. En todas las inversiones del sector energético, más del 95 % de la inversión se basa ahora en regulaciones o contratos de remuneración, con un papel decreciente para nuevos proyectos basados ​​únicamente en los ingresos de precios variables en mercados mayoristas competitivos. La inversión en eficiencia energética está particularmente vinculada a la política gubernamental, a menudo a través de estándares de rendimiento energético.

También reveló que después de varios años de crecimiento, la inversión global combinada en energías renovables y eficiencia energética disminuyó en un 3 % en 2017 y existe el riesgo de que disminuya aún más este año. Por ejemplo, la inversión en energía renovable, que representó dos tercios del gasto de generación de energía, cayó un 7 % en 2017. Los recientes cambios de política en China vinculados al apoyo al despliegue de energía solar fotovoltaica aumentan el riesgo de una desaceleración de la inversión este año.

Como China representa más del 40 % de la inversión mundial en energía solar fotovoltaica, sus cambios de política tienen implicaciones globales. Esto confirma informes anteriores de IEA que han resaltado la importancia crítica de las políticas para impulsar la inversión en energía renovable.

Si bien la eficiencia energética mostró una de las mayores expansiones en 2017, no fue suficiente para compensar la disminución de las energías renovables. Además, el crecimiento de la inversión en eficiencia se ha debilitado en el último año debido a que la actividad política mostró signos de desaceleración.

“Tal reducción en la inversión global para energías renovables y eficiencia energética combinada es preocupante”, dijo el Dr. Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE.

Añadió que esto podría amenazar la expansión de la energía limpia necesaria para cumplir con los objetivos de seguridad energética, clima y aire limpio, “si bien necesitaríamos que esta inversión subiera rápidamente, es decepcionante encontrar que podría estar cayendo este año”.

La participación de los combustibles fósiles en la inversión en el suministro de energía aumentó el año pasado por primera vez desde 2014, ya que el gasto en petróleo y gas aumentó modestamente. Mientras tanto, las jubilaciones de las centrales nucleares superaron las nuevas construcciones, ya que la inversión en el sector disminuyó a su nivel más bajo en cinco años en 2017.

La participación de las compañías petroleras nacionales en las inversiones totales de petróleo y gas se mantuvo cerca de niveles récord, una tendencia que se espera persista en 2018. Aunque todavía es una pequeña parte del mercado, los vehículos eléctricos ahora representan gran parte del crecimiento de las ventas mundiales de vehículos de pasajeros, estimulado por los incentivos de compra del gobierno.

Para los automóviles eléctricos, casi un cuarto del valor global de las ventas de vehículos eléctricos en 2017 provino de los presupuestos de los gobiernos, que cada año asignan más capital para apoyar al sector.

Las decisiones finales de inversión para las centrales de carbón que se construirán en los próximos años disminuyeron por segundo año consecutivo, alcanzando un tercio de su nivel de 2010. Sin embargo, a pesar de la disminución de las adiciones de capacidad global, y un nivel elevado de retiros de las plantas existentes, la flota mundial de carbón continuó expandiéndose en 2017, principalmente debido a los mercados en Asia. Y si bien hubo un cambio hacia plantas más eficientes, el 60 % de la capacidad operativa actual utiliza tecnología subcrítica ineficiente.

El informe encuentra que las perspectivas de la industria de esquisto de Estados Unidos están mejorando. Entre 2010 y 2014, las empresas gastaron hasta 1,8 dólares por cada dólar de ingresos. Sin embargo, la industria casi ha reducido a la mitad su precio de equilibrio, proporcionando una base más sostenible para la expansión futura. Esto apuntala un aumento récord en la producción de petróleo liviana de los Estados Unidos de 1,3 millones de barriles por día en 2018.

Las perspectivas mejoradas para el sector de esquisto de Estados Unidos contrastan con el resto de la industria de petróleo y gas aguas arriba.

La inversión en proyectos petroleros convencionales, que son responsables de la mayor parte del suministro mundial, sigue siendo moderada.

La inversión en nueva capacidad convencional se reducirá en 2018 a alrededor de un tercio del total, una baja de varios años que genera preocupaciones sobre la adecuación del suministro a largo plazo.
 

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
UNDESA se asocia con Itaipu Binacional en Paraguay y Brasil

UNDESA se asocia con Itaipu Binacional en Paraguay y Brasil en apoyo de iniciativas de sostenibilidad del agua y la energía

En la actualidad, 1.100 millones de personas carecen de acceso a la electricidad, mientras que el estrés hídrico afecta a más de 2.000 millones de personas. Para 2030, el mundo necesitará un 40% más de agua y un 50% más de energía. El cambio climático exacerbará aún más este estrés. Los fuertes vínculos entre el agua y la energía exigen políticas integradas coherentes y enfoques innovadores.

Reconociendo esta necesidad de abordar la interconexión entre el agua y la energía, Itaipu Binacional (Paraguay-Brasil) y UN DESA , se han unido a los esfuerzos en una asociación titulada " Soluciones sostenibles de agua y energía ". La asociación representa una iniciativa única que promoverá la sostenibilidad del agua y la energía y otros Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en apoyo de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El objetivo es proporcionar una plataforma para que todas las partes interesadas mejoren las capacidades y denuncien su compromiso de alto nivel para apoyar la implementación de estos objetivos de manera holística.

La intención es hacer crecer esta red global a lo largo del tiempo para convertirse en una de las redes de conocimiento más grandes a nivel mundial de múltiples interesados ​​en energía y agua.

Las iniciativas en curso de Itaipu Binacional también se resumirán en un informe exhaustivo de estudios de casos y herramientas prácticas sobre las mejores prácticas en la implementación de la Agenda 2030, con un enfoque particular en los enfoques integrados para el agua y la energía en apoyo del desarrollo sostenible.
 

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Sector energético crecerá 20% durante 2018 impulsado por nuevas tecnologías

Sector energético crecerá 20% durante 2018 impulsado por nuevas tecnologías

Dentro de los principales factores que impulsan el crecimiento de la industria se encuentra la electromovilidad, la cual se espera que para 2050 esté presente en un 40% del parque automotriz.

En los últimos tres años la industria energética ha transformado su enfoque, principalmente por los avances tecnológicos que implican un menor costo en los proyectos y por ende en el precio de la energía. En ese sentido, según la empresa de reclutamiento especializado Michael Page, se estima que el sector crecerá un 20% durante el 2018 debido a la creación de los parques de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y a la electromovilidad.

Alan Poyanco, Manager Oli & Gas de Michael Page, explica que “el crecimiento del sector no sólo estará dado por nuevos proyectos de generación, transmisión y redes de distribución, sino que estará marcado por otros factores como la electromovilidad, la cual se espera que esté presente en un 40% del parque automotriz para el 2050”.

En ese sentido, el experto señala que al ser un rubro muy específico y reducido, la experiencia técnica de los profesionales es clave, siendo la tendencia en último tiempo la búsqueda de candidatos con conocimiento directo en proyectos Pequeños De Generación Distribuida (PMGD).

Las profesiones más compatibles con el desarrollo de estos son las ingenierías civil eléctricas, construcción, comercial, mecánica y prevención de riesgos. Además de contar con especializaciones como diplomados o cursos de Energía Renovable, Regulación en el Sector Eléctrico, Energía Sustentable e Innovación en Energía, Instalaciones y Evaluación de Proyectos Fotovoltaicos.

Por último, Poyanco señala que “la principal demanda en los profesionales del área de energía es que deben contar experiencia técnica, flexibilidad en responsabilidades y acciones, que sean dinámicos y con capacidad de adaptación a los cambios del mercado”.
 

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Las principales compañías del sector energético anticipan cambios

Las principales compañías del sector energético anticipan cambios de alcance a nivel global en los próximos años, propiciados, en gran medida, por el avance de las renovables y el auge de nuevos modelos comerciales. Las energías renovables relevarán a los proyectos de carbón, y la generación de gas será cada vez más importante para sostener la flexibilidad del sistema.

Asimismo, se prevé un aumento de la inversión en nuevas tecnologías, y la proliferación de proyectos 'start-up' innovadores, especialmente en las áreas de 'retail' y de servicios digitales enfocados al consumidor.

Para adaptarse a estos focos de transformación, las empresas del sector están modificando sus carteras, lo que se traduce en un repunte en la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector.

Así, en el 2017 se registraron operaciones corporativas por valor de 200.200 millones de dólares en el sector a nivel mundial, el nivel más alto de los últimos 8 años, según se desprende de la última edición del estudio 'Power Transactions and Trends', elaborado por EY.

España fue el tercer mercado más activo de Europa y el sexto a nivel mundial en transacciones en el sector, registrando operaciones por valor de 7.200 millones de dólares, solo superado por Reino Unido y Alemania. Estas cifras indican que, tras la incertidumbre generada por los últimos cambios regulatorios de alcance tanto en la retribución de la energía de origen renovable como en la actividad de distribución, el sector en España parece haber regresado a la estabilidad, con unas sólidas expectativas de crecimiento en el futuro.

Todo ello, en un contexto global en el que la inversión en activos de energía renovable respaldados por PPA (con acuerdos de compra de energía) sigue impulsando la creación de valor: la inversión en renovables se multiplicó por 1,5 veces el año pasado a nivel mundial y Europa concentró las operaciones más relevantes (15.100 millones de dólares).

Se espera que esta tendencia siga en aumento, con inversiones previstas en Europa por valor de 110GW entre 2018 y 2025 y el desarrollo en paralelo de distintas alternativas de respaldo a estas tecnologías, al tiempo que continúa el cierre gradual de centrales nucleares y se consolida el segmento de los productores de energía independientes (IPP, por sus siglas en inglés).

En América y en Asia-Pacífico, la actividad también sigue en auge, con un fuerte foco también en renovables y en el desarrollo de nuevas capacidades digitales. De cara al segundo semestre de 2018, el sector deberá seguir con atención la evolución de los principales indicadores económicos globales, pues las subidas de los tipos de interés, especialmente en EEUU, podrían afectar a la inversión en activos de transmisión y distribución. En el caso europeo, se pronostican unas expectativas de crecimiento económico moderado, por lo que las perspectivas para el sector energético deberían mantenerse estables.
 

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
La Asociación de Hidroelectricidad ha presentado su informe

Situación de la energía hidráulica a nivel mundial 2018

La Asociación Internacional de Hidroelectricidad ha presentado su informe Hydropower Status Report 2018.

La capacidad instalada mundial de energía hidroeléctrica aumentó a 1.267 GW en 2017, incluidos 153 GW de almacenamiento por bombeo. Durante el año, se agregaron 21,9 GW de capacidad, incluyendo 3,2 GW de almacenamiento por bombeo. El siguiente grafico muestra la capacidad hidráulica instalada total (GW) de los 20 países principales, incluido el almacenamiento por bombeo en 2017.

 El crecimiento más rápido se dio en Asia Oriental y el Pacífico, con 9,8 GW de capacidad añadida en 2017, seguido de América del Sur (4,1 GW), Asia del Sur y Central (3,3 GW), Europa (2,3 GW), África (1,9 GW) y Norte y Centroamérica (0,5 GW).

China es el mayor productor mundial de energía hidroeléctrica, y representó casi la mitad de la capacidad instalada agregada mundial, con 9,1 GW. Le siguieron Brasil (3,4 GW), India (1,9 GW), Portugal (1,1 GW) y Angola (1,0 GW).

Una fuente limpia de electricidad

La energía hidroeléctrica es la fuente más grande del mundo de generación de electricidad renovable.

Un récord de 4.185 TWh en electricidad se generó a partir de la energía hidroeléctrica en 2017, evitando aproximadamente 4 mil millones de toneladas de gases de efecto invernadero, así como contaminantes nocivos.

El informe publica hallazgos de un estudio de la huella de gases de efecto invernadero de 500 reservorios hidroeléctricos grandes. La investigación utilizó una nueva herramienta para evaluar las emisiones netas y descubrió que la intensidad media de las emisiones de energía hidroeléctrica es de solo 18,5 gCO2-eq/kWh.

Al generar electricidad a partir de energía hidroeléctrica en lugar de carbón, en 2017 el mundo evitó aproximadamente 4 mil millones de toneladas de gases de efecto invernadero, y evitó un aumento del 10% en las emisiones mundiales de los combustibles fósiles y la industria.

También evitó que se emitieran 148 millones de toneladas de partículas contaminantes del aire, 62 millones de toneladas de dióxido de azufre y 8 millones de toneladas de óxido de nitrógeno.
 

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Paraguay, el mayor productor de hidroelectricidad per cápita del mundo

Paraguay, el mayor productor de hidroelectricidad per cápita del mundo, disfruta de un gran excedente de electricidad libre de carbono y renta anual de energía que suma casi US$ 1 mil millones a partir de su participación en la Represa Itaipú Binacional, copropiedad con Brasil, la mayor represa hidroeléctrica en el mundo en términos de producción de energía, según un estudio realizado por Emily Davenport, Chris tine Folch y Connor Vasu.

Indican que de hecho, en todo el país la electricidad es renovable, proveniente de las represas Itaipú, Yacyreta y Acaray. Paraguay no tiene suficiente demanda para consumir su producción de electricidad, por lo que exporta -el término técnico es “cede”- la mayoría a sus vecinos Argentina y Brasil por un precio por debajo del mercado.

El estudio revela que como país de medianos ingresos, Paraguay ha tenido un crecimiento económico sostenido promedio de 4.8% por año durante la última década , entre los más altos y estables en todo Latinoamérica.

PRONÓSTICO

The Economist, pronostica que Paraguay tendrá uno de las más rápidas economías en crecimiento en el Hemisferio Occidental en 2018. Sin embargo, a pesar de impresionantes ganancias contra la pobreza, el índice GINI del país principalmente agroexportador,indica un alto nivel de desigualdad y que hay avances importantes para ser hecho en términos de desarrollo. El estudio propone maneras de aprovechar los recursos de electricidad no explotados para conducir a una industrialización sostenible (social, ecológica, financiera), inclusiva (alivia
pobreza, eleva el nivel de vida para el fondo de la pirámide) y construye economías internas complejas.

ENFOQUES

Los investigadores, mediante entrevistas realizadas, además de recolecciones de datos, proponen dos enfoques para usar el excedente de electricidad de Itaipú, en primer lugar consideran necesario expandir e innovar las fortalezas económicas actuales, a saber, la agroexportación, mediante la adición mayores recursos de electricidad y en segundo lugar creen importante construir nuevas industrias al borde de la frontera tecnológica que aprovechen el excedente.

Encontraron que este último enfoque, construyendo nuevas industrias, tiene el mayor potencial para crecimiento económico sostenible, ecológicamente responsable e inclusivo.

Además instan a Paraguay a mirar hacia la frontera tecnológica, en lugar de los sectores tradicionales, para potenciar el crecimiento. “Aunque no tiene salida al mar, Paraguay posee la tercera flota fluvial más grande del mundo. El rápido río Paraná sirve como frontera oriental con Brasil y su frontera sur con Argentina”, afirmaron. En los años 1970 y 1980, se construyeron dos represas hidroeléctricas masivas en el Paraná, Itaipú Binacional (14,000 MW de capacidad instalada) y Yacyreta Dam (3,100 MW instalados). A medida que la economía de Paraguay se expande, el excedente de electricidad se vuelve más limitado. Durante la última década, el consumo de electricidad ha crecido entre 4 y 11% por año, con el el mayor crecimiento en el sector residencial y, por lo tanto, con una creación de empleo limitada potencial.

CRECIMIENTO

En el extremo superior de las tendencias actuales, a mediados de la década de 2030, la demanda de Paraguay consumirá toda su capacidad instalada. Por lo tanto, hay un cierre rápido de ventana durante la cual Paraguay podría usar su electricidad para reactivar una nueva industrialización. El crecimiento económico requiere dos componentes centrales: una fuerza laboral educada e infraestructura. Aunque tiene algunas ventajas en cada área, la investigación ha revelado deficiencias en ambos.
 

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Planean construir paneles solares

Con presencia de autoridades paraguayas y brasileñas de la cartera de Minas y Energías, la Itaipu Binacional presentó el ambicioso Proyecto Green Silicon, denominación en inglés cuya traducción al español es “silicio verde”, que tiene como objetivo la industrialización de este mineral (silicio) en la región fronteriza entre ambos países. El evento se realizó en el Edificio de Producción de la Central Hidroeléctrica ubicado en Hernandarias.

Este emprendimiento fue ideado en conjunto entre la Itaipu Binacional, la Federación de Industrias del Estado del Paraná (FIEP) y el Parque Tecnológico Itaipu (PTI).

Además del viceministro de Minas y Energía de Paraguay, Mauricio Bejarano, y el ministro de Minas y Energía de Brasil, Fernando Coelho Filho, la actividad contó con la presencia de los consejeros Osvaldo Román Romei, Leila Rachid Lichi y Sixto Duré, como también de los directores Miguel Ángel Gómez, José Sánchez Tillería y Pedro Domaniczky.

Una vez en funcionamiento, la planta industrial generará renta y contratará mano de obra calificada. La expectativa más optimista es crear 4.310 empleos directos, con generación de renta en torno a los 54,8 millones de euros. El proyecto Green Silicon, también conocido como Proyecto Industrial Integrado, ideado para la Producción de Módulos/Paneles Fotovoltaicos –comúnmente llamados paneles solares–, surgió de la perspectiva de desarrollo industrial que podrá proporcionar a la región de la frontera de Paraguay y Brasil.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Piden evitar las sobrecargas

Los días de intenso calor hicieron que se dispare la demanda de potencia del Sistema Interconectado Nacional (SIN), que alcanzó un valor de 3.132 MW el viernes último, según informó la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

Ese día, en la Subestación de Villa Hayes (SEVH) la carga alcanzó 1.112 MVA, lo cual indica que estuvo en el límite de su capacidad que es de 1.200 MVA.

Al respecto, el ingeniero Juan Encina, presidente de la IEEE Paraguay y secretario de la Asociación de Ingenieros del Sector Eléctrico Paraguayo (Aisep), explicó que hay niveles de sobrecarga y tiempos de duración de los mismos, que son técnicamente admisibles y que no afectan la vida útil de los equipos. Sin embargo, la sobrecarga no debe ser un estado normal de operación por tiempos prolongados, advirtió.

Por su parte, el ingeniero Waldo Fernández, lamentó el manejo del sistema eléctrico que está a cargo de la ANDE, la cual es sumamente ineficiente. “Somos el país con mayor potencial de energía eléctrica por habitante, en toda la región, pero también somos el único país, en las tres Américas, que mantiene un monopolio estatal inepto y corrupto que maneja el sector eléctrico”, señaló el especialista del sector electromecánico. “ANDE es al Paraguay, lo que PDVSA es a Venezuela”, sentenció.

La ANDE tiene previsto aumentar la capacidad actual de transformación de la SEVH a 1.800 MVA, teniendo en cuenta que se agregarán 600 MVA de potencia instalada más una reserva activa de 200 MVA para cuando entre en operación la segunda línea de 500 kV desde Yacyretá.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
PRIMERA ANTERIOR 1 2... SIGUIENTE ULTIMA