Energizadas
Homenaje por el día del niño

  

  

Unos 80 niños de diferentes comunidades del Alto Paraná y que forman parte de albergues del programa Abrazo de la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA), fueron homenajeados este sábado, 14 de agosto, por el Día del Niño, en el Centro Abierto situado en el barrio Boquerón de Ciudad del Este. Itaipu contribuyó con vehículos, para que pudiesen ser utilizados ante cualquier emergencia médica.

  


   

El agasajo consistió en una merienda con chocolates y galletitas, seguida de presentaciones de payasos que se encargaron de alegrar la fiesta haciendo jugar y bailar a todos los chicos. Los niños recibieron algunos obsequios de los funcionarios de la SNNA.

  


   

Carlos Camacho, educador de calle del programa Abrazo y Coordinador del evento por el Día del Niño, dijo que el evento ya es tradicional, atendiendo a que, año tras año, los chicos son homenajeados.

  


   

“Nuestro objetivo principal, con esta actividad, es hacerles recordar que ellos son niños aún, porque de repente con la responsabilidad que tienen de llevar dinero a sus casas -mediante el trabajo que realizan en la calle- esa identidad se va perdiendo. Hoy (por el sábado) ellos jugaron, bailaron, cantaron, hasta los más grandecitos de 13 o 14 años disfrutaron como verdaderos niños”, manifestó el educador.

   

Para este festejo se contó con la ayuda de 15 voluntarios, quienes se encargaron de la limpieza del local, del decorado, de la preparación del chocolate, entre otras actividades. Por su parte, Itaipu Binacional colaboró con la provisión de dos vehículos para su utilización ante cualquier eventualidad, como emergencia médica.

  

          

Cabe destacar que, con el programa Abrazo, la SNNA también celebra otros días importantes como el de la Amistad y del Folklore.

   

Pero hoy (por el sábado), para nosotros lo importante es ver esa sonrisa de todos los niños, es ver que a pesar de que no llevan una vida que se merece un niño, en el fondo ellos tienen esa esencia y están listos para sacar cuando se dé la ocasión”, finalizó Camacho.

  

   

Día de los niños en Paraguay
En Paraguay se celebra el 16 de agosto el “Día de los niños”, esta fecha tiene su origen en la batalla de Acosta Ñu, librada el 16 de agosto de 1869, durante la Guerra de la Triple Alianza. En dicha batalla, niños y adolescentes paraguayos combatieron precariamente armados contra las fuerzas invasoras brasileñas y fueron masacrados sin piedad. El 16 de agosto, es entonces un homenaje al extraordinario acto de heroísmo realizado por esos niños caídos en combate.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Día de la Bandera

    

El 14 de agosto se conmemora el "Día de la Bandera Paraguaya". Es importante, destacar que luego de varios modelos de banderas -en distintas épocas de la historia- se optó por esta última, la tricolor, a la cual recordamos y admiramos cada año.

  

El 25 de Noviembre de 1842, el Congreso Extraordinario declaró que se utilizara exclusivamente la tricolor del 15 de Agosto de 1812 y ya con el agregado de los Escudos Nacionales, el Oficial y el de Hacienda, como es actualmente. El escudo va colocado en la franja blanca a cada lado y aglutina un grupo de símbolos, de gran significación para este pueblo.

  

El anverso está compuesto de tres círculos que simbolizan a Dios, la eternidad y la perfección, así como también la estrella, la palma, el olivo y la inscripción República de Paraguay. En el reverso lleva el león, el gorro frigio y la inscripción “Paz y Justicia”.

   

La palma simboliza la justicia, la victoria y el amor; la estrella, la esperanza y la suerte; el león, la bravura de la raza, y el gorro frigio simboliza la libertad. Los colores de la bandera paraguaya simbolizan el patriotismo, el heroísmo y el coraje (rojo), la pureza, la unión y la paz (blanco), y el amor, el conocimiento y la verdad (azul).

   

La Bandera que flamea en Paraguay, tal como hoy la vemos, es fruto de una historia, y símbolo de una patria que se convirtió en libre y soberana con sangre y coraje. Desprenderse del dominio hispánico no fue una tarea fácil y los primeros intentos de emancipación fueron tibios, persistiendo los fuertes lazos entre colonia y metrópoli, tan difíciles de cortar.

   

Nuestra tricolor bandera, uno de los símbolos patrios más caros a nuestros sentimientos de patrióticos; es la única bandera del mundo que tiene dos figuras diferentes por el anverso y el reverso. Sus colores: el rojo, blanco y azul, son símbolos de nuestra paraguayidad. Resume nuestra historia guerrera, bañada con la sangre de los bravos y heroicos hombres nacidos en este suelo guaraní.

   

Es la encarnación de nuestras glorias que hoy ondea al viento desplegando sus colores en el cielo azul junto a las nubes y el sol, buscando el horizonte de la prosperidad y el progreso para los habitantes de esta noble y bendita tierra paraguaya.

  

   

Historia de la bandera
A lo largo de la rica historia del Paraguay, han existido varias banderas. La primera fue toda azul, con una estrella blanca en el ángulo superior izquierdo. Una bandera azul, distintivo de la Virgen Nuestra Señora de la Asunción, santa patrona de la capital del país, fue la que flameó aquel 15 de mayo de 1811, Día de la Independencia Nacional, hasta el 16 de junio del mismo año.  Esta bandera azul cargaba en el ángulo superior que da a la driza, una estrella blanca de seis puntas.

    

La segunda tenía tres franjas horizontales iguales con los colores: rojo, amarillo y azul. El rojo y el amarillo fueron tomados de la bandera española, el azul simbolizaba el comienzo de la libertad. Fue izada el 17 de Junio de 1811, en ocasión del Primer Congreso General. Consistía en una bandera rectangular con tres piezas fajadas, de color azul, distintivo de la Virgen de Asunción. Flameó en el Paraguay hasta el 15 de Agosto de 1811.

   

La tercera tenía tres franjas horizontales con los colores: rojo, blanco y azul. La franja blanca más ancha que las demás. Llevaba en el centro el escudo de España a un lado, y el de la ciudad de Asunción, al otro. Fue creada por la Primera Junta Superior de Gobierno, precedida por Fulgencio Yegros, con Pedro Juan Caballero y Fernando de la Mora. Fue utilizada desde el 15 de Agosto de 1811 hasta el 30 de Septiembre de 1812.

   

La cuarta, es la actual tricolor
La cuarta bandera es la actual y consta de tres franjas horizontales iguales con los colores: rojo, blanco y azul. En la franja blanca lleva el escudo, que consta de un anverso y de un reverso. Fue izada el 15 de Agosto de 1812 y su uso fue interrumpido alrededor de 1826, mediante Decreto firmado por el Supremo Dictador Dr. Gaspar Rodríguez de Francia, quien instituyó nuevamente el color azul celeste con una estrella blanca de seis puntas. Esta bandera alternó, sin embargo, con la otra tricolor, hasta después de 1840, año del fallecimiento del Supremo Dictador. En muchas guarniciones por falta de la tricolor, y por bastante tiempo más, aún fue izada la azul celeste del Dr. Francia.

 

Fuente: http://www.mec.gov.py/cmsmec

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Plan de soberanía alimentaria

    

Técnicos de la División de Responsabilidad Social de la Itaipu Binacional ajustan detalles del “Proyecto de Seguridad Alimentaria de Comunidades Campesinas e Indígenas de los Departamentos de Alto Paraná y Canindeyú”, que desarrollará la Entidad, desde el mes de setiembre de este año.

   

El proyecto tendrá un año de plazo para su desarrollo, (setiembre 2010-setiembre de 2011) y contempla la organización, distribución de víveres, insumos e implementos agrícolas y asistencia básica a comunidades. Incluirá a poblaciones campesinas e indígenas de los Departamentos de Alto Paraná y Canindeyú.

   

Es el inicio de un programa de alcance mayor, que busca lograr la soberanía y seguridad alimentaria, para las comunidades, según explicó el licenciado Miguel Ángel Cardozo, coordinador del Proyecto “Itaipu Aborigen”.

   

A esta iniciativa y como componente del mismo proyecto, un equipo multidisciplinario elaborará un proyecto a implementarse en una segunda etapa, con el objetivo de consolidar y hacer sostenible la seguridad alimentaria en la región, a través de programas de capacitación y asistencia técnica. Esto implicará el trabajo conjunto con instituciones, organizaciones del sector y universidades, de manera a lograr la coordinación de todos los esfuerzos hacia el desarrollo integral.

    

   

En una primera etapa, se asistirá a 1.302 familias campesinas y 3.046 familias indígenas, de las etnias Mbya, Ava Guaraní, Pai Tavytera y Aché Guaraní.

   

Los profesionales de la Itaipu Binacional realizaron visitas de acercamiento y cuentan con un mapa de localización de la mayoría de las comunidades indígenas beneficiarias, así como las Compañías en las que se asientan los comités de campesinos.

  

Objetivos del proyecto apuntan a la sostenibilidad
Itaipu Binacional se ha comprometido con el desarrollo integral del área de influencia, entendido como región con características particulares. En este marco y según demandas de la población, específicamente comités de campesinos productores y comunidades indígenas de la zona, se ha elaborado el proyecto, para instalar, fortalecer y hacer sostenibles, programas de soberanía y seguridad alimentaria.

    

Uno de los objetivos específicos de este programa es proveer a las comunidades indígenas y comités de productores campesinos, semillas e implementos agrícolas, además de asistencia técnica básica, para iniciar programas  de seguridad alimentaria.

  

Se prevé también la asistencia básica en provisión de alimentos, para los tres primeros meses del proyecto y después ejecutar otras etapas que enfocarán los aspectos relacionados a la consolidación  y sostenibilidad del mismo.

    

Iniciativa para revertir desigualdades
Esta iniciativa de la Itaipu Binacional se fundamenta en que las comunidades nativas carecen de recursos y capacidades técnicas, para encarar su propia seguridad alimentaria. Ancestralmente, las citadas comunidades ocupan la zona y las organizaciones de los productores campesinos, asentados a partir de varias corrientes migratorias provenientes de otros Departamentos del Paraguay.

   

Si bien, otras instituciones gubernamentales y civiles atienden esta problemática, las demandas sobrepasan las capacidades de las mismas, por lo que Itaipu Binacional encara este proyecto, como apoyo a dichas iniciativas, atendiendo al mandato de la Dirección General Paraguaya, de acompañar el desarrollo regional y revertir desigualdades.

   

El proceso para lograr la eficaz y eficiente seguridad alimentaria, no es sencillo ni se puede desarrollar a corto plazo, es necesario implementarlo por etapas, atendiendo las particularidades sociales y culturales de los diferentes colectivos.

  

   

Por otra parte, se necesita de conocimientos técnicos y actitudes específicas que deben ser transmitidas de manera ordenada, con la continua participación de los beneficiarios. Solamente de esta manera puede asegurarse el éxito y sostenibilidad, según fundamentaron los responsables de la elaboración del Proyecto “Itaipu Aborigen”.

 

Explicaron que el proyecto se plantea por etapas, correspondiendo en la primera, desarrollar las bases del mismo, con la entrega de insumos, implementos y asistencia técnica básica. Sin embargo, ya en esta etapa, un equipo multidisciplinario, con experiencia en el tema, desarrollará, conjuntamente con los beneficiarios, el proyecto para la segunda etapa.

  

   

En el proceso de generación de este proyecto, las comunidades destinatarias participaron en varios encuentros con los profesionales y los directivos de la Itaipu Binacional para incluir la visión propia a partir de sus necesidades y expectativas.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Día especial: un año más de vida

 

Con la canción “cumpleaños feliz” y sabrosos bocaditos, hoy 12 de agosto, congratularon al señor Nimio Peralta, del área Administrativa. Al mirar hacia atrás, comentó que en los largos años de vida, ya pasó situaciones positivas como las negativas. Y, a la consulta sobre “cuántos años cumplió”, prefirió decir que hace un tiempo pasó las cuatro décadas para entrar en otra.

 



 

Peralta comentó que el agasajo no culmina así, ya que esta noche compartirá con su familia una rica cena.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Feliz día del veterinario

El Zoológico de la Itaipu Binacional cuenta actualmente con unos 652 ejemplares de varias especies autóctonas, distribuidos en ambientes adecuados para que puedan desarrollar sus hábitos. Están al cuidado de unos 6 veterinarios. Recordando el Día del Veterinario, que se celebra cada 10 de agosto en nuestro país, conversamos con tres de ellos, quienes hablaron de la importancia del trabajo que realizan en la Entidad. Reconocen que se necesita además de mucha técnica, mucho amor y entrega para tratar las especies, ya que muchos de estos animales son agresivos.

 



José Fernández (foto) hace tres años y medio trabaja en el Zoológico. Para él es todo un privilegio tratar con especies silvestres que hoy en día están en peligro de extinción. Manifestó que poder amanecer y tener el acercamiento con los animales, incluso conocer su intimidad, es para él una satisfacción muy grande.

“Estar en el Zoológico de Itaipu yo creo que es una bendición de Dios, sobre todo, por tener la posibilidad de estar trabajando con especies silvestres que están hoy en día inclusive amenazadas. Nuestro trabajo se enfoca hacia ejemplares que siempre están siendo perseguidos. Estamos trabajando en la cría, reproducción y alimentación”, dijo.

El médico explicó que su trabajo consiste en acercarse a los animales en su hábitat para estudiar el tipo de alimentación, la reproducción, la conservación del mismo. Señaló que el cuidado de los animales en vías de extinción es totalmente diferente al que reciben los animales domésticos.

Trabajar fuera de horario, ante la necesidad que existe en el área, no es ningún inconveniente para Fernández. El cariño que siente por su trabajo, se impone ante cualquier circunstancia que implica dedicar más tiempo de lo establecido.

“Desde chico siempre me gustaron los animales, principalmente las aves. Cuando salí de la Facultad fui el primero en entrar a trabajar en el Zoológico de Asunción”, recordó.

Fernández manifestó que hoy día se reciben entre 130 a 140 veterinarios. Resaltó que existe mucha demanda en el rubro y que existen empresas en la zona que antes de que se reciba el estudiante ya le están ofreciendo trabajo.

Agregó que los veterinarios dejaron de ser “curaperros” y que el radio de acción de la profesión, hoy es mucho más amplio. Existen empresas que trabajan con la cría de pollos o los frigoríficos, que piden a diario gente formada en ese rubro.

“Hoy día hay producción de peces, cerdos, ovejas, bovinos y también la parte de medicina, además del laboratorio. El campo es mucho más amplio y las oportunidades son también mucha más variadas. Es un desafío, porque así como va creciendo el país, la profesión también va creciendo”, puntualizó.

Otra de las profesionales con que cuenta el Zoológico de la Entidad, es la veterinaria Marcela Arias (foto). Ella es una joven médica apasionada por su profesión. Es encargada de extraer las muestras a los animales para la realización de los estudios laboratoriales. Dice sentirse muy honrada por tener la posibilidad de trabajar en la Itaipu Binacional. Señaló que toda la experiencia que ganó durante la carrera, ya le preparó para ejercer la profesión.

Aseguró que es muy gratificante estar trabajando y estudiando permanentemente las distintas patologías de los ejemplares.

“Uno no va a encontrar fácilmente en un texto qué patología puede tener un “jagua yvyguy”. Son muy pocos materiales los que existen al respecto. Estar todo el tiempo estudiándolos es muy gratificante”, indicó.

Al relatar algunas de sus anécdotas, Marcela recordó que desde chica sentía una pasión muy especial por los animales domésticos, que le llevó a llenar de mascotas la casa de sus padres.

Siempre tuvo en mente estudiar la carrera de veterinaria. Su sueño siempre fue trabajar en el Zoológico de Itaipu. La perseverancia, la disciplina y la responsabilidad han primado en sus proyectos, que hicieron posible que se cumpla su sueño.

En otro momento, la doctora señaló que en todo el proceso, desde la producción hasta el momento de la faena de los animales, participa el veterinario. Trajo a colación, lo dicho por uno de sus colegas que “en el plato que uno come, está un veterinario”.

“En todo el proceso, desde la producción del animal hasta el momento de la faena, control de frigorífico hasta en la carne que uno consume está un veterinario. Eso quiere decir que en todo el proceso de producción de esa carne, estuvo un veterinario. Entonces, yo creo que hay mucho campo acá en el Paraguay. En este momento la profesión está muy bien valorada”, acotó.

El doctor Mario Rojas (foto) con 12 años en la profesión y 22 años de antigüedad en la Itaipu Binacional, manifestó que el trabajo de un veterinario es complejo. Señaló que existen diferencias muy marcadas en el tratamiento de un animal doméstico y el de un animal silvestre. Afirmó que están obligados como veterinarios estudiar desde la costumbre, la alimentación y el hábitat de las distintas especies.

“Acá tenemos solo un objetivo, lograr la reproducción y repoblar la reserva. Tenemos ese objetivo”, aclaró al tiempo de indicar que en muchas ocasiones el cariño que sienten por los animales, hace muchas veces difícil liberar a las especies.

Rojas recordó que desde niño le ayudaba a su padre -en el campo- preparando las jeringas, y que estudió la carrera de veterinaria por vocación.

En coincidencia con sus colegas, manifestó que en el país existe un buen campo de acción para ejercer su profesión, que existe mucha demanda y muy buena remuneración.

División de Áreas Protegidas La División de Áreas Protegidas, dependiente de la Dirección de Coordinación, está a cargo del ingeniero Isidro Román. Dicha división cuenta con varias dependencias, entre las que se encuentra el sector fauna, que está coordinado por el técnico Andrés Duré, quien a su vez, cuenta con el apoyo de los profesionales: María Esther de Chica, Julián Ortíz Leria, Francisco Sosa Chaparro, José Fernández, Marcela Arias y Mario Rojas.

Mensaje a todos los veterinarios
Cuando las mascotas están enfermas, cuando los animales salvajes son maltratados, cuando algunos animales no tienen dueños y buscan abrigo en algún lugar, los “ángeles salvadores” están ahí siempre.

Los veterinarios son los ángeles que siempre están listos para trabajar sin pedir nada a cambio, con tal de salvar una vida que es tan preciosa como la de todos y cada uno de los seres humanos. A todas estas personas, hombres y mujeres que día a día luchan por la salud de los animales del Zoológico de la Itaipu Binacional ¡Feliz día del Veterinario!

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
¡Feliz cumpleaños Rodrigo!

El compañero de trabajo, de la Asesoría de Comunicación Social, Rodrigo Barrios, está de parabienes hoy, miércoles, 11 de agosto, por cumplir un año más de vida.

 

 

 

Sus compañeros y compañeras del sector le ofrecieron un brindis y compartieron un ameno momento esta mañana.

 

 

Rodrigo: ¡que pases un excelente día acompañado de las personas que más quieres!

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Pumita goza de buena salud

   

El pequeño puma nacido el pasado 3 de julio en el Zoológico de Itaipu, goza de muy buena salud, informaron este lunes, 9 de agosto, empleados de la citada repartición de la Binacional. Aunque el contacto con el felino aún se hace imposible, por la superprotección de la madre, se puede concluir que el estado del recién nacido es óptimo, según  las inspecciones constantes que realizan los veterinarios del Zoológico.

   

Las inspecciones las hacemos de vista. Mirando las condiciones de la mamá; por ejemplo, las mamas, si están muy cargadas, significa que este animal (el pumita) no está mamando. También analizamos la vivacidad del felino, el pelo, la piel, la elasticidad, el color, su vigor. Podemos decir que - a simple vista – al animal se lo ve bien”, manifestó el doctor veterinario Julián Ortíz Leria, encargado del cuidado animal.

   

El especialista manifestó que el nacimiento de un animal silvestre en un zoológico implica una responsabilidad enorme para los empleados del lugar, porque se vuelve una prioridad para ellos hacer  que el mamífero cumpla con normalidad su ciclo de vida.

  

El animal debe estar adaptado al lugar. Si es así, puede cumplir normalmente una de las partes de su ciclo vital, que es la reproducción. Si un animal nace, crece y se reproduce, está completando normalmente eso”, aseguró Ortíz al tiempo de destacar que para lograr eso se debe trabajar ardua y minuciosamente.

   

Prensa se hace eco del nacimiento del “pumita
Medios de prensa nacional e internacional se hicieron eco del nacimiento del pequeño puma en el Zoológico de Itaipu Binacional, ubicado sobre la Supercarretera Itaipu de Hernandarias.

  

   

El nacimiento del “pumita”, que se dio el pasado 3 de julio, no pasó inadvertido atendiendo a que se trata de un ejemplar amenazado de extinción en esta parte del continente.

 

  

Hasta la fecha, aún no se tuvo un contacto directo con  el animal recién nacido, por lo que se desconoce su sexo. La visita del público al sitio es restringida por los encargados del Zoológico, por razones técnicas, motivo por el cual pocas personas tienen contacto con el felino.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
Correr detrás de la gloria

Hugo Díaz, empleado de Itaipu, del Area de Informática, participó ayer domingo 8 de agosto, en la histórica primera edición del Maratón (42 kilómetros), realizado en Asunción, denominado Bicentenario de Paraguay. “Yo corrí 21 kilómetros; para 42, no me animo todavía. Una vez que uno empieza, debe seguir hasta el final”, explica Díaz, al tiempo de calificarse como un “deportista de fin de semana”, teniendo en cuenta que normalmente un atleta conjuga su empeño deportivo con la realidad laboral. Dijo además, que obtuvo buena posición, colocándose –en la general- en el número 98.

 



Según la experiencia cosechada por Díaz, durante estos dos años de participación, una corrida de 10 kilómetros que está en el rango de una práctica aeróbica, implica solamente un esfuerzo al nivel de la respiración normal. Al sobrepasar esta longitud, ya entra a ser determinante la potencia del atleta y la resistencia de las piernas.

Nunca es tarde para ser maratonista
Los que corren en una competencia de maratón se proponen metas diversas; en el fondo, lo hacen colocando sus propios kilómetros e imaginarios adversarios, como la búsqueda de una gloria futura o mejorar la calidad de vida. Los más jóvenes dirigen sus energías hacia el logro de un triunfo futuro y los que tienen más edad, trotan por alcanzar una calidad de vida, que les permita vivir con más serenidad y salud. Esta es la reflexión de una persona que decidió un día, después de superar un problema de ligamiento cruzado, a lanzarse por los caminos de la vida del maratonista. Hugo Díaz, con esa motivación verbal, del “nunca es tarde”, se puso a correr hace dos años y desde esa vez no ha parado, porque ha recibido beneficios extraordinarios tanto compitiendo como entrenando dos o tres veces por semana. “Me operé hace dos años, me recupere y empecé a correr. Es muy interesante este deporte porque podes correr solo, dando la vuelta a tu casa. No necesitas nada para practicar este deporte. Es el que más te mantiene”, comenta Díaz, quién divide su trabajo profesional con el uso de las horas libres para el entrenamiento, esperando participar en una maratón. Según el atleta, para participar en una carrera de fondo o semifondo, es necesario dedicar 6 días a la semana. Díaz completó el recorrido de los 21 kilómetros, con un promedio de tiempo de 1 hora 48 minutos, dentro de la categoría de los 45 a 49 años.

“Muchos corren detrás de la gloria”
La evaluación de Díaz, sobre lo que fue el maratón por el Bicentenario, es muy positiva, ya que se constituyó en una verdadera fiesta, con aproximadamente 2.500 atletas, una cobertura de 1.000 policías y gran cantidad de fondistas de talla internacional “corriendo detrás de la gloria”. El corredor manifestó que muchos salen a correr “así nomás”, sin control alguno. Recordó que uno de los problemas que más afecta a los corredores y corredoras de 42 kilómetros, son los famosos calambres. En el caso de ayer, los masajistas iban con bicicletas auxiliando a los corredores.

 

 

“Uno se vuelve más cuidadoso, pero yo no tengo un régimen especial. Al contrario, porque entreno de dos a tres veces por semana, me da licencia para las comidas”, refiere Díaz, al abordar el tema del cuidado que debe tener un fondista. Señaló, finalmente, que con el maratón, uno busca liberarse del estrés.

Maratón

Hace 490 a.C., Maratón era una ciudad en cuyas cercanías se liberó una de las grandes batallas entre el ejército persa y el griego. Cuentan que los griegos se encontraban en desventaja numérica ante el ejército persa comandado por “Dario el Grande”, pero que con buenos cálculos estratégicos lograron superar la situación e incluso ganar la batalla. Como resultado, hubo una gran alegría entre los combatientes griegos, quiénes necesitaron comunicar rápidamente la noticia a Atenas. De este modo, encomendaron la misión a uno de los mejores soldados de nombre Filípides, quien partió de Maratón hacia Atenas. Después de cubrir unos 42 kilómetros, llega finalmente a Atenas, pero el cansancio fue tan grande, que tras decir “hemos vencido”, murió de un ataque al corazón.

En honor al soldado griego
Filípides, se creó la competición con el nombre de “maratón”.

El de los pies descalzos
Existen muchas historias de superación personal que se pueden mencionar en el ámbito de las corridas de maratón. La historia de Abebe Bikilia, es una de ellas. El etíope ganó dos maratones olímpicos, Roma 1960 y Tokio, 1964. Cuentan que en la competición de Roma no consiguió un calzado que coincidiera con su número, así que resolvió correr sin zapatos. De aquí surgió la famosa denominación “El de los pies descalzos”. Corrió para dar a conocer a Etiopía, como un país que “ha ganado siempre con determinación y heroísmo”. En aquella primera competencia ganada estableció la plusmarca mundial de: 2 h 15 m 16 s.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
“Palmear”, clásico asunceño

La calle Palma es la más famosa y céntrica de Asunción del Paraguay. Nace en la calle Independencia Nacional y recorre 11 cuadras para llegar a su término, después de la Avenida Colón. Su nombre proviene de uno de los símbolos del escudo nacional.



Durante la semana es una calle muy transitada, pero los sábados se puede recorrer con más tranquilidad. En sus veredas se ubican ferias artesanales, ropas, puestos gastronómicos y los famosos bailes típicos o espectáculos folclóricos, para deleite de todos los transeúntes.

Aunque realizaron mejoras a las fachadas de los edificios y trabajaron en la iluminación -para que mantenga cierto arraigo colonial- no ha podido recuperar, el protagonismo que tuvo hasta hace 10 años, cuando era el epicentro de todos los encuentros.

Sin embargo, al hacer el recorrido característico por esta arteria -como se decía anteriormente “palmear”- se puede apreciar diferentes actividades que realizan diariamente algunas personas, quiénes ya forman parte del paisaje folclórico del antiguo centro asunceño. Este es el caso de don Julio César Lezcano y doña Dolly Fretes, ambos, manifestaron sus inquietudes y recuerdos.

“Justo hoy pensé cerrar el juego de ajedrez”



Se originó posiblemente en la India o en Persia. Lo cierto es que el juego de ajedrez tiene una historia de aproximadamente 1.000 años. Parece un juego simple, donde se observa a varias personas que están sentadas horas y horas, en silencio, calculando estrategias para ganar una batalla simbólica, que para los miran desde afuera, parece un duelo de nunca acabar.

“Con pequeña inteligencia ya se puede jugar el ajedrez, no es para los bochos nomás, sino para todos. Quiero que los niños vengan a perder su tiempo jugando ajedrez, antes que pierdan su vida en el tabaco o las drogas”, reflexiona Julio César Lezcano, un símbolo del deporte silencioso, especialista en preparar las mesas, poner los tableros, las piezas y esperar a los jugadores en la plaza Juan E. O'leary.

“Vienen personas de todas partes del Paraguay, porque este es el único lugar, donde la gente puede venir a sentarse libremente a jugar ajedrez. Siempre tenemos visitantes de San Lorenzo, Luque, Misiones, y otros”, explica con entusiasmo, Lezcano.

Desde hace 10 años, cada sábado, el señor Lezcano, prepara el lugar de encuentro. Comenta que a veces tiene ganas de abandonar la plaza, ya que no cuenta con materiales necesarios y normalmente, sale perdiendo, pues debe solventar en forma personal los gastos que demanda esta actividad.

“Esto pertenecía a la Asociación Paraguaya de Ajedrecistas; pero se terminó la Asociación y me quedé solo acá. Todos los sábados estamos, solamente en días lluviosos no colocamos la mesa, porque no contamos con una carpa para protegernos. Lastimosamente en los últimos tiempos, no esta viniendo la gente. Ya no aguanto más, soy pobre y tengo que solventar flete, el único responsable y tonto soy yo”, se lamenta Lezcano, ante la falta de recursos para proseguir con tan noble deporte. Su actividad comienza desde las 5:00 hasta las 19:00 horas.

“Todo llama la atención a los extranjeros”

Para promocionar artesanías, la señora Dolly Fretes, 49 años, se dedica a visitar lugares donde se realizan grandes eventos, no obstante también está presente en la calle Palma donde expone sus productos, fruto del esfuerzo en conjunto de varios artistas paraguayos.

Ella es artesana y su especialidad es el “Ñandutí” (artesanía de tejido típico paraguayo que significa tejido de araña en el idioma guaraní). Aparte comentó que vende manteles, camisas, carpetas individuales, hamacas.

“A los extranjeros les gusta mucho nuestra artesanía, no solo los tejidos, los tallados en cuero, también preguntan mucho, por los canastitos de los indígenas Nivaclé”.
La artesana pertenece al Instituto Paraguayo de Artesanía (IPA) y está a cargo del Departamento de Política de Género de la Municipalidad de la Capital, donde promociona y ayuda a las artesanas, para que desarrollen sus obras con calidad y distinción.

“Nosotras las artesanas estamos contentas porque nuestro trabajo es apreciado por todo el mundo. Es por eso que nos instalamos aquí en esta calle, ya que nos ayuda a promocionar mejor nuestra cultura, además ya es toda una tradición”.

Origen del nombre “Palma”
El nombre Palma, proviene de uno de los símbolos del escudo nacional - así como la calle Estrella y la calle Oliva- adoptado por el Congreso Extraordinario del año 1842.

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image
¡Feliz cumpleaños Víctor Martínez!

El compañero Víctor Martínez, de la Superintendencia de Informática, está de parabienes hoy, 6 de agosto, por cumplir un año más de vida. Víctor disfrutó de un ameno momento en compañía de sus amigos y amigas, quienes disfrutaron de un brindis y posaron para la cámara del DIE.

 

 

 

 

¡Muchísimas Felicidades Víctor!

SUS DATOS

DATOS DEL/LOS DESTINATARIO(S)

Imagen del código de verificación
Refresh Image